Ingmar Bergman (Upsala, Suecia, 1918) no desaparece de la pantalla. Es como si su cine fuera inherente del gran formato. Las salas de proyección no se olvidan de él y tampoco lo hacen los estudiosos contemporáneos del séptimo arte, ni los festivales de cine de todos los prestigios y latitudes; mucho menos cuando hay una excusa para consultar su trabajo en el marco del centenario de su nacimiento.

Todos quieren tomar parte de esta serie de celebraciones para apreciar, abordar, volver a conversar sobre el legado fílmico del encumbrado como uno de los fundamentales del siglo XX, en la misma pléyade de los apellidos Kurosawa, Fellini o Buñuel. Tan sólo en México diversas instituciones han colaborado para llevar a cabo un extenso programa de celebración para el responsable de Persona (1966).

La Cineteca Nacional, la cadena Cinemex, la Cátedra Ingmar Bergman y la Embajada de Suecia en México presentan una retrospectiva, en diversas sedes y hasta noviembre próximo, con las 10 cintas emblemáticas del director sueco, entre ellas Sonata de Otoño (1978), Fresas Salvajes (1957), Un verano con Mónica (1953) y El séptimo sello (1957); comentadas por críticos, cineastas e historiadores como Edouard Waintrop, Carlos Reygadas, Daniel Giménez Cacho y Fernanda Solórzano. Además, como parte de esta iniciativa, a partir del 28 de agosto, el Museo Universitario de Ciencias y Arte (MUCA), albergará la muestra Ingmar Bergman y su legado en la moda y el arte, misma que actualmente se exhibe en el Museo de la Ciudad de Querétaro.

El Festival Internacional de Cine de Guanajuato, anunció que en su edición XXI, del 20 al 29 de octubre, incorporará a sus actividades el programa “Un verano con Ingmar Bergman”, con proyecciones de largometrajes y la conferencia Herencia de Bergman en el Cine Contemporáneo.

Por qué siempre volver a Bergman

A lo largo de su trayectoria fílmica, entre 1944 y 2003, Ingmar Bergman realizó 45 películas y escribió más guiones, tanto para sus cintas como para las de otros directores.

Su ópera prima como director fue Crisis, en 1945, a la edad de 28 años. A partir de entonces comenzó a filmar en promedio dos cintas por año. El reconocimiento internacional llegó en los 50 con cintas como Sonrisas de una noche de verano (1955), con la cual recibió el premio al Mejor Humor Poético en el Festival de Cannes. Un año después volvió a triunfar con El séptimo sello, al levantarse con el Premio Especial del Jurado.

Además obtuvo tres premios Oscar a la Mejor Película de Habla no Inglesa por las cintas Fresas Salvajes (1957), Como en un espejo (1961) y Fanny y Alexander (1982). Pero además fue un prolífico dramaturgo con más de 100 obras de teatro dirigidas, sin olvidar sus proyectos para la televisión en los últimos años de vida.

Su cine recurre a temas como la muerte, la sexualidad y la religión, que tienen origen en los temores de una infancia difícil. Tomó una de sus influencias en el expresionismo alemán y replicó los abundantes claroscuros y primeros planos, tanto así que los rostros fueron un eje primordial de la estética en todas sus películas.

Wes Anderson refirió en una entrevista para la documentalista Jane Magnusson que la palabra “comedia” no es lo primero que se viene en mente al pesar en Bergman. “Él es uno de esos directores que pueden hacer una película sin incluir en ella ni un solo chiste y que la película no sufra por ello”.

Ése era el genio del séptimo arte que influyó en directores tan distintos a él como Stanley Kubrick, Steven Spielberg, Francis Ford Coppola, Lars von Trier o el mismo Woody Allen, quien en varias ocasiones ha hecho pública su gran admiración por Ingmar Bergman al grado de incluso considerarlo como “el mejor director de todos”.

 

Principal filmografía

  • 1946 - Llueve sobre nuestro amor
  • 1947 - Mujer sin rostro
  • 1948 - Eva
  • 1949 - Prisión
  • 1951 - Juegos de verano
  • 1953 - Un verano con Mónica
  • 1956 - El séptimo sello
  • 1957 - Fresas salvajes
  • 1959 - El manantial de la doncella
  • 1961 - Como en un espejo
  • 1961 - El jardín de las delicias
  • 1966 - Persona
  • 1980 - De la vida de las marionetas
  • 1982 - Fanny y Alexander

ricardo.quiroga@eleconomista.mx