La construcción de un andador de protección que evite el deterioro del Templo Monolítico de la Zona Arqueológica de Malinalco, así como la creación de un sendero que conducirá a una nueva sección de este sitio prehispánico del Estado de México, son los trabajos que realizará el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) mediante el Programa de Empleo Temporal (PET) 2011.

El arqueólogo José Hernández Rivero, director del sitio prehispánico detalló que con estos trabajos se pretende distribuir la afluencia de visitantes al lugar, que hasta la fecha se concentra solamente en el conjunto de vestigios denominado El Cuauhtinchan, y en especial en el Templo Monolítico o Cuauhcalli, que mantiene un tránsito constante de personas que acceden a éste por la escalinata original labrada en la roca.

El sitio es visitado mensualmente por 12 mil personas en promedio, lo que lo coloca en el segundo de mayor afluencia en la entidad mexiquense después de Teotihuacan, destacó el investigador del Centro INAH-Estado de México, tras informar que con los recursos del PET, que ascienden a 370 mil pesos, se continúa con la creación del camino que facilitará el acceso a una nueva sección de la zona arqueológica, ubicada en la parte alta del Cerro de los Ídolos, que se proyecta abrir al público en los próximos meses.

Para llegar allá es necesario caminar un promedio de 600 metros, y como es en ascenso, no cualquiera puede llegar, por lo que se requiere conducir a la gente por un camino seguro; para ello se construye este sendero de roca que tendrá pocos escalones, rampas y áreas de descanso para la observación del paisaje circundante y de la misma zona arqueológica de filiación mexica-tenochca.

Con este camino se evitará que el público se acerque a los acantilados, perderse, o caminar entre la maleza donde hay serpientes, asegurando así el tránsito por un camino que antes se tornaba resbaloso y presentaba deslaves .

Añadió que la construcción del camino es posible mediante el PET, esquema que desarrollan la Secretaría de Desarrollo Social y el INAH, a través de la contratación de 40 personas, lo que permitirá a la gente visitar esta parte del sitio arqueológico donde también hay una torre vigía monumental que fue hecha de mampostería en la época prehispánica y que mide alrededor de 12 metros de altura.

Esta construcción, desde la cual puede apreciarse el valle, revela la importancia que tenía Malinalco como sitio estratégico natural para el dominio de la región y de las vías de comunicación .

En esta sección de próxima apertura también hay una estructura de planta mixta, poco común en la arqueología de la cultura mexica, ya que presenta una forma rectangular o cuadrada y una forma redonda anexa que forma parte de la misma; también hay otras edificaciones de forma rectangular y cuadrangular de menor tamaño que probablemente fueron los aposentos de los sacerdotes o administradores del lugar.

Asimismo, se aprecian los restos habitacionales de la cultura identificada hasta ahora como matlatzinca del sur del valle de Toluca, que subyacen a las construcciones mexicas. En los niveles inferiores el visitante podrá observar diversas plataformas o terrazas con estructuras de mampostería que aún no han sido excavadas o liberadas pero que permiten considerar la extensión real y monumental del sitio.

También hay una escultura de serpiente labrada en una roca de basalto, de aproximadamente dos metros de largo por 1.5 de ancho y cinco metros de altura.

El arqueólogo José Hernández dio a conocer que con el PET también se creará un andador de protección que se colocará en el Templo Monolítico para evitar su deterioro. Es el monumento más importante de Malinalco, tallado sobre una sola gran piedra, y el objetivo es que la gente no camine sobre las escalinatas sino que acceda a éste por un costado a través de una escalera reversible de madera .

Esta obra también servirá para contener y desalojar el agua pluvial procedente de la palapa que protege este edificio también conocido como Cuauhcalli o Casa del Sol , que fue labrado con herramientas de piedra, no de hierro. La roca fue tallada con cinceles de andesita, y es el único templo hasta ahora conocido dedicado a rituales de guerra, en donde los guerreros águila y ocelotes se perforaban y colocaban adornos en las fosas nasales, lengua y brazos. Estas características lo hacen único a nivel mundial .

El basamento fue construido a principios del siglo XVI (1501) durante el gobierno del Huey Tlatoani mexica (gran señor) Ahuízotl, y está conformado por dos cuerpos en talud y una escalinata.

La Zona Arqueológica de Malinalco se ubica a 99 kilómetros de la ciudad de México y se accede a ella por la carretera a Toluca siguiendo la vía Tenango-Jajalpa. Horario: martes a domingo de 10:00 a 17:00 horas. Costo de acceso: $33.00. Los domingos la entrada es gratis para el público nacional.

--