Playa del Carmen, Q.ROO. El 96% de los viajeros mexicanos tiene intenciones de hospedarse en un alojamiento amigable con el medio ambiente y 75% de éstos pide cada vez más opciones de turismo sustentable, en contraste con la media global de 55% en este rubro, reveló la Encuesta de Sustentabilidad 2019 de la plataforma digital turística Booking.com.

En su tercera edición de este estudio, y la primera vez que se incluye a encuestados mexicanos (usuarios o no del metabuscador para reservas), la empresa con nueve años de experiencia en el mercado mexicano confirmó su planteamiento: el turismo sustentable es una tendencia creciente en el mundo.

La encuesta fue elaborada en línea en febrero y marzo de 2019 entre 18,000 adultos en 18 países, que viajaron en el año anterior o pensaban hacerlo en los siguientes 12 meses. En México, incluyó a 1,000 personas. 

"El turismo es una industria y como tal tiene un impacto en el ambiente. Tanto los empresarios del sector como los usuarios se están dando cuenta de que los daños al planeta afectan primero las posibilidades de más y mejor turismo, y puede ser un ejemplo a seguir para otros sectores", dijo Luis Cegato, director de Comunicaciones de Booking.com Latinoamérica. 

Además, la Encuesta de Predicciones en materia de turismo, elaborada también por esta plataforma en enero pasado entre 29 países, reflejó que 97% de los mexicanos está dispuesto a dedicar tiempo de sus vacaciones a proyectos ambientales. Con ello, México resultó el tercer país mejor evaluado en esta categoría, después de Tailandia y Colombia.

Sin embargo, cuando se trata de detectar si un alojamiento es sustentable, el 72% de la comunidad viajera en México indicó que no sabía de la existencia de etiquetas que señalen qué alojamientos para las vacaciones son amigables con el medio ambiente. De hecho, el 45% afirmó que contar con un estándar internacional que ayude a identificar qué alojamientos son ecológicos los alentaría a viajar de forma sustentable.

El concepto de sostenibilidad consiste en hallar el balance entre medio ambiente, recursos financieros y aspectos sociales del entorno, detalló Cegato.

El rostro social

De ahí, que además de la promoción de espacios como los hoteles Xcaret, que se encuentra en el ranking global de los 10 hoteles más sustentables en Latinoamérica, en Playa del Carmen; Delek, que en Tulúm ofrece alojamiento sustentable en un punto de la República desconectado incluso de la red nacional eléctrica, o el Akumal Natura Glamping y el Serenity Eco Luxury Tented Camp, con experiencias de turismo conceptual alrededor de la conciencia social y ambiental, Booking.com diseña iniciativas como Booking Booster, que incentiva a startups de proyectos sustentables. 

Hasta el momento, la iniciativa ha otorgado 30 apoyos de 2,000 euros por año repartidos entre 10 participantes que además reciben una  capacitación para emprender en el ámbito de la sustentabilidad gracias a un taller que se lleva a cabo durante 40 días en Holanda.

El proyecto ganador de 2018 "Hotel con Corazón", que inició con un espacio cuyo modelo de negocios destina parte de sus ganancias a proyectos educativos en la comunidad marginada de Granada, en Nicaragua, llegó a la comunidad de Saachila, en las afueras de la capital oaxaqueña, con un hotel boutique de 13 habitaciones que de la misma forma ha logrado becar a una docena de estudiantes de los niveles medio y medio superior para que concluyan su preparación académica hasta el grado profesional.

Está iniciativa obtuvo un apoyo de 100,000 euros, pero otras como la colombiana que promueve turismo en zonas anteriormente ocupadas por la guerrilla del país sudamericano, y que ganó 400,000 euros también el año pasado, incluyen a las comunidades como un ejemplo de turismo social altamente rentable y sustentable.

La web y las apps de Booking.com están disponibles en 43 idiomas y ofrecen más de 28 millones de unidades de alojamientos y 5.8 millones de estas son casas, departamentos y otros lugares increíbles para alojarse, en más de 148,000 destinos en 229 países y territorios en todo el mundo.

[email protected]