Además del mágico mundo de Disney, la ciudad de Orlando en Florida ofrece a sus visitantes opciones diversas para todos los gustos y necesidades. Caminando por sus calles, algunas adornadas con murales, los viajeros encontrarán todo tipo de platillos y tragos, atracciones, tiendas de ropa, museos, parques de diversiones, parques de descanso y una gran variedad de actividades y eventos deportivos.

La ciudad ubicada en el corazón de Florida es una de las favoritas para el turismo familiar proveniente de Estados Unidos y del resto del mundo. De acuerdo con la consultora Euromonitor, Orlando es la sexta ciudad más visitada de América y ocupa el puesto 44 del turismo internacional.

Pero no sólo para las familias con niños es un gran destino. Quienes van en pareja o en grupos de sólo adultos también encontrarán muchas actividades y espacios para vacacionar. No sólo en las calles de la ciudad sino también dentro de los complejos hoteleros pertenecientes al mundo de Disney.

Las calles de Orlando

Además del mágico mundo de Disney, la ciudad guarda entre sus calles muchos otros lugares para disfrutar de unas vacaciones. Mi primera caminata la di en el centro de la ciudad, rodeando el lago Eola, reconocido por su fuente, en donde puedes sentarte a descansar o rentar una lancha pequeña en forma de cisne para dar algunas vueltas sobre el lago.

Algunas calles del centro de la ciudad están adornadas con murales y son ideales para dar paseos en bicicleta. Las opciones gastronómicas son incontables, desde cocina española a italiana, snacks americanos y restaurantes con servicio de buffet.

Recorrer el centro de la ciudad es un plan que las parejas o grupos sin niños pueden disfrutar especialmente. Los bares y clubes también cuentan con una amplia gama de cócteles y bebidas para todos los paladares. Puedes encontrar vinos blancos, tintos y cervezas artesanales con sabor a café, fresa o arándano.

En el centro de Orlando, conocido como el Downtown, encontrarán un lugar perfecto para vacacionar quienes buscan actividades más tranquilas. Los hoteles ubicados en esta zona también varían en precios e instalaciones por lo que los visitantes podrán escoger de entre un número suficiente de opciones.

Otra de las visitas imperdibles en la ciudad de Orlando es al parque ICON Orlando, un destino para chicos y grandes. En el Orlando Eye, una rueda de la fortuna de 400 pies de altura puedes observar toda la ciudad, sus edificios, sus gigantes áreas verdes y también algunas de las atracciones del mundo de Disney.

Después puedes pasear en el Orlando StarFlyer, que ofrece también la posibilidad de tener una panorámica de la ciudad desde las alturas. La diferencia con el Orlando Eye es que es ligeramente más fuerte, es una especie de torre con columpios voladores en los que se siente más profundo el característico aire de la ciudad. Alcanza los 450 pies de altura y vuela a una velocidad de hasta 75 kilómetros por hora.

El ICON Park también ofrece otras atracciones, entre ellas el museo de cera de Madame Tussauds, un museo de esqueletos (SKELETONS: Museum of Osteology) y un acuario interactivo (SEA LIFE Orlando Aquarium). El parque está ubicado aproximadamente a 25 minutos del complejo de hoteles de Disney.

Orlando es además una ciudad ideal para quienes buscan hacer compras. Desde los hoteles toma entre 5 y 15 minutos llegar a alguno de sus outlets. La diversidad en tiendas y los descuentos que se pueden encontrar le dan un plus al destino.

Y especialmente para los fanáticos de Disney existe una tienda oficial llena de cientos de artículos de los personajes de las películas de la firma. Está ubicada en Disney Springs, una plaza que además también aloja a otras tiendas de ropa, souvenirs y algunos bares y restaurantes.

Para los amantes de los deportes, Orlando también tiene opciones. En el Amway Center, además de espectáculos y conciertos, también pueden disfrutarse partidos deportivos. Me tocó ver jugar al equipo de básquetbol de la ciudad, Orlando Magic, contra los Knicks de Nueva York.

El juego lo ganó el equipo local, así que el festejo no faltó en la mayor parte de los asientos. En los tiempos que los jugadores tomaban de descanso algunos grupos de niñas, niños y adolescentes tomaban el escenario para ofrecer una presentación de los deportes que practican y animar a la audiencia.

El Amway Center, recién remodelado, también ofrece a los espectadores una serie de opciones de alimentos y bebidas para acompañar el partido. A lo largo del edificio de alrededor de 180 pies de altura hay espacio para hasta 18,500 personas dependiendo del tipo de evento.

Por otro lado, para quienes les gustan los animales les parecerá una experiencia única visitar Gatorland, un parque enfocado en la conservación y las actividades con cocodrilos y otras especies. Toma aproximadamente 25 minutos llegar desde el complejo hotelero.

Su atracción principal es el camino de tirolesas por las que desciendes mientras hacia abajo observas cocodrilos. Colgando a 1,200 pies de altura sobrevolé a los reptiles; las cinco líneas de tirolesa intensa cruzan con un puente giratorio sobre la pasarela principal del parque donde los cocodrilos y caimanes están muy cerca.

En el parque también puedes alimentar a los cocodrilos, tocar y convivir con ellos y conocer algunas especies de cocodrilos distintas. El parque ofrece espectáculos, en los que puedes ver a estos reptiles en acción, tanto en tierra como en agua. Por las noches los visitantes pueden alimentar a los cocodrilos desde los puentes arrojando comida al agua con ayuda de una linterna para seguirlos.

Dentro de Gatorland también viven otros animales. Tortugas, aves, felinos, serpientes y algunos insectos.

La magia en Disney World

La aventura empieza con la magia del mundo de Disney que está compuesto por cuatro parques temáticos: Magic Kingdom, Animal Kingdom, Hollywood Studios y Epcot, todos ubicados dentro de un mismo complejo perteneciente a Disney, que concentra también hoteles, restaurantes, clubes y otras tiendas.

Desde el Aeropuerto Internacional de Orlando hasta el complejo de Disney World el tiempo aproximado es de 30 minutos en automóvil. Los hoteles ligados al mundo de Disney ofrecen servicios de transportación para llegar a los parques temáticos, algunos en agua y otros por tierra.

Los cuatro parques son mágicos por igual, en algunos podrás adentrarte en el mundo de las princesas, en otros en la selva del Rey León y en otros en el mundo de Avatar.

Llegando a Magic Kingdom, lo primero que vi al entrar fueron niños, papás y abuelos sonriendo al ver caminar a Donald y Daisy, dos de los grandes amigos de Mickey Mouse. Así también encontré a algunos otros de mis personajes favoritos de la infancia.

Por la noche comenzó el espectáculo en la explanada que rodea el castillo de Cenicienta. Aproximadamente durante 18 minutos, aunque se sienten como muchos menos, se observan fuegos artificiales, música y proyecciones de las icónicas películas de la casa de Mickey.

Además de los espectáculos y los personajes que pasean por el parque, hay montañas rusas, simuladores y otros juegos que me hicieron sentir parte de las historias de Disney. Para comer lo mejor es ir a los stands de comida rápida porque el tiempo de espera es significativamente menor que en los restaurantes.

Para los foodies

La variedad gastronómica es otra de las cualidades de Orlando. Encontré cocina mexicana, americana, italiana, española, argentina, japonesa, china y hasta árabe. En el centro de la ciudad encontré en The Stubburn Mule, ubicado a sólo unos pasos del lago Eola, con un menú lleno de opciones, ordenamos hamburguesas -el platillo más característico del lugar-, ensaladas y sándwiches. Compartimos algunas entradas, desde papas preparadas hasta bolitas de calabaza fritas. Un lugar para grupos grandes y de buen comer.

Tapa Toro es otra de las grandes propuestas gastronómicas de la ciudad de Orlando. Se encuentra dentro de las instalaciones del parque ICON Orlando. La cocina es española, así que lo ideal es pedir varios platos al centro para poder probarlo todo. Además de paellas preparadas al momento, el restaurante español ofrece tortillas españolas, tapas, albóndigas de carne, jamón ibérico, papas diablas, ensaladas, sopas y otros característicos de la cocina de España.

Dentro del Four Seasons Resort Orlando, uno de los hoteles más exclusivos del complejo hotelero de Disney, se encuentra el restaurante Ravello. La cocina es italiana y tiene una extensa variedad de tragos para todos los paladares. Las pastas son lo más recomendado, pero también preparan pizza, platos fuertes con el sabor italiano y otras entradas. El postre es para compartir porque no queda mucho espacio después de comer.

Orlando guarda entre sus calles muchas opciones más clásicas para comer. Para los más prácticos hay cadenas restauranteras, locales más pequeños de todo tipo de comida, snacks o almuerzos más sencillos.

La ciudad ubicada en Florida, por su ubicación geográfica, no tiene temperaturas realmente frías en ninguna época del año. Lo que sí puede aparecerse entre los planes es la lluvia y el viento, sin embargo, la mayoría de las veces las lluvias duran apenas 30 minutos.

Orlando es un destino en donde puede conocerse el deporte y la aventura, todo a menos de media hora de camino. Los parques temáticos de Disney y el resto de actividades por realizar hacen de esta ciudad una de las más atractivas de Estados Unidos.

[email protected]