FORT WORTH, TEXAS. Fort Worth ocupa el sitio 13 dentro de las ciudades más grandes de Estados Unidos y es una ciudad que guarda los secretos del pasado y expone la modernidad del país.

En muchas ocasiones cuando se piensa en Texas (el estado más grande de la unión americana), destacan ciudades como: San Antonio para ir de compras o Dallas para ir al estadio de los Vaqueros, sin embargo, Fort Worth, tiene ambas actividades y mucho más. Lo mejor es su ubicación, a una distancia aérea de menos de 150 minutos desde la Ciudad de México e interjet, aerolínea de bajo costo, tiene desde octubre 14 vuelos semanales. Los aviones aterrizan en el aeropuerto internacional Dallas-Fort Worth (DFW).

 

¿Qué puedes visitar?

Fort Worth, una ciudad en donde todos los puntos turísticos son cercanos. Una parada obligatoria es el Distrito Histórico Nacional Stockyards, un verdadero pueblo vaquero, la gente usa vestimenta ad hoc con botas y sombreros verdaderamente texanos. Todos los días, a las 11:30 de la mañana y a las 16 horas se observa un interesante desfile de vaqueros en caballos que conducen a una manada de novillos “longhorns” (cuernos largos de hasta 2 metros de largo) tal y como se arreaban en el viejo oeste. Stockyards es considerado uno de los primeros mercados de commodities, ya que ahí realizaban las transacciones financieras con el ganado.

El Distrito Histórico de los Stockyards es un auténtico pueblo del Oeste perfectamente conservado. Aquí puedes adquirir ropa que te hará ver como vaquero del Old West. En Langston’s encontrarás todos los accesorios que necesitas: botas coloridas, camisas rancheras, pantalones de mezclilla de la emblemática marca Wrangler, cinturones, hebillas de plata y todo para el Rodeo de la noche.

Date una vuelta por el Museo de los Stockyards para conocer mejor el cotidiano de los verdaderos cowboys. Aquí se encuentran carruajes de varias épocas, además de reconstrucciones con maniquíes y una sección dedicada a los cowboys que hicieron fama.

Puedes quedarte a cenar en el restaurante del Stockyards Hotel, que alguna vez fue escondite de los famosos bandidos Bonnie y Clyde. No te pierdas el rodeo del Cowtown Coliseum, con toros furiosos, muchísimas suertes a caballo, cowboys y cowgirls que compiten en uno de los shows más emocionantes de Texas. 

Hay una serie de cantinas emblemáticas, antes llamadas Saloon como lo es White Elephant, donde durante muchos años se filmó la serie de televisión “Walker, Texas Ranger”, protagonizada por Chuck Norris y donde la historia marca que los actores del cine vaquero pasaban largas horas después de las filmaciones, como era el caso de John Wayne.

Si quieres tener una experiencia diferente puedes visitar Billy Bob’s Texas considerado el centro de entretenimiento country más grande del mundo que ofrece un sinfín de actividades: cantina, billar, toro mecánico, sala de conciertos (donde el próximo 23 de noviembre están programados Los Tigres del Norte) y, además, puedes disfrutar de clases de baile texano, por ejemplo, de Line Dancing con música en vivo. Cuenta con diversos restaurantes, entre los que destaca el Honky Tonk Kitchen, con platillos tradicionales como la barbacoa y las costillitas a la BBQ, una delicia y en platos realmente abundantes.  

En Fort Worth tiene un Distrito Cultural en donde destacan: Modern Art Museum, el Kimbell Art Museum y el Amon Carter Museum of American Art, que cuentan con colecciones de arte propias que han sido donadas por los ciudadanos del lugar, además de exposiciones itinerantes como fue el caso de la afamada exposición de Monet.

Conocer Whiskey Ranch (4250 Mitchell Blvd, Fort Worth, TX 76119) permite amar el proceso de elaboración de la bebida espirituosa en niveles de alta calidad. Ahí se puede conocer al mixólogo residente, Jason Shelley, que realiza en la Taberna TX interesantes mezclas de whiskey con chocolate, cafés, frutas, que hace enloquecer al paladar.

Texas Motor Speedway & Alliance (TMS) la casa de importantes de carreras de National Association for Stock Car Auto Racing, mejor conocida como Nascar y de la serie IndyCar (la categoría de monoplazas más importante de los Estados Unidos). El TMS es un óvalo de 1.5 millas de extensión (2,400 metros) que cuenta con la pantalla HD más grande del mundo “Big Hoss” y durante las carreras llegan a pernoctar miles de personas en sus casas rodantes para una velada familiar. También ofrecen tours y cursos para escuelas de manejo en autos deportivos y cuentan con el personal especializado en ingeniería y seguridad.

Si lo tuyo es el futbol americano, no te puedes perder el Estadio A&T que se encuentra a 30 minutos de Fort Worth, en Arlington, Texas, y sede del equipo de la National Football League (NFL), los Dallas Cowboys, la franquicia deportiva más valiosa del mundo, estimada en 5,000 millones de dólares. El estadio ha conseguido 340 millones de dólares en patrocinios e ingresos por boletos, más que cualquier otro estadio. Y es que es una gran experiencia, tiene un par de arcos de 91 metros de alto y anclados al suelo por ambos extremos del estadio atraviesan el domo completo de la estructura con un techo retráctil y dos pantallas de doble de LCD de alta definición que miden más de 1,075 metros colgando por encima del campo de juego, las más grandes del mundo en un recinto deportivo. En el Estadio AT&T se realizan conciertos, magnoeventos de otro tipo de deportes. El estadio se inauguró con el duelo México- Haití de Copa de Oro de la Concacaf 2009. Actualmente, en la temporada 2019-2020 de la NFL, los Cowvoys van como líderes de la división Este de la Conferencia Nacional.

[email protected]