Ha pasado más de un año desde que los jóvenes Manolo Díaz y Alberto Colín, originarios de San Luis Potosí, viajaron a Silicon Valley sin boleto de regreso para probar suerte con Yogome, un proyecto tecnológico para la creación de videojuegos educativos en plataformas móviles, dirigido a niños de 4 a 10 años.

Ahora, con oficinas en México y Estados Unidos, un equipo de 14 profesionales y 10 títulos que estarán disponibles al cierre de este año, la startup mexicana se afianza con una ronda de financiamiento, la más importante que ha conseguido hasta el momento, por 750,000 dólares.

Los recursos provienen de inversionistas extranjeros.

El capital no es mexicano pero viene de inversionistas con mucha capacidad y mucha experiencia , asegura Manolo Díaz, director y fundador de Yogome.

El directivo de Goldman Sachs, John McIntire, y Juan Salaverria, ambos miembros de la Junta de Directores de OpenEnglish son de los principales inversionistas en esta ronda, que ahora también formarán parte de la Junta de Yogome.

También recibieron recursos y la mentoría de Elliot Loh, uno de los creadores de Yammer, Maneesh Arora de Zynga, Mario Valle de Electronic Arts y Eyal Bino de Brain Pop.

Yogome recibió su primera inversión en 2011 del primer fondo de capital de riesgo vinculado a Silicon Valley, Mexican VC, y ha levantado recursos de inversionistas ángeles de Estados Unidos que son parte de redes de emprendedores de tecnología y programas de aceleración como 500 Startups.

APRENDER SIN OBLIGACIÓN

El objetivo de este emprendimiento es que, a través de los videojuegos móviles, los niños satisfagan su curiosidad y descubran el mundo mientras van adquiriendo conocimientos de forma entretenida. La propuesta es que, través de misiones para salvar el mundo, los niños aprendan sobre Matemáticas, Ciencias, cuidado para la salud y al medio ambiente.

A diferencia de las actividades escolares tradicionales, aprender no es percibido como una obligación.

Creamos los Yogotars, que son avatares con los cuales queremos enganchar a los niños y decirles que ellos son los héroes que salvan al mundo con su conocimiento. En cada juego, lo que buscamos es que sea una misión donde venzan a la malvada reina Ignorantia, quien está contaminando el planeta y crea monstruos que ponen en riesgo el mundo , explica el fundador de Yogome.

Los padres están dispuestos a pagar por una propuesta de valor para el desarrollo de sus hijos. Yogome ofrece el modelo "fremium", donde los usuarios pagan por acceder a más niveles, otros tienen un costo de 2.99 dólares.

Los desarrollos de Yogome ya registran 600,000 descargas de más de 150 países, con un total de 1.1 millones de horas de juego y 5.2 millones de sesiones de aprendizaje.

La ronda de inversión tiene varios objetivos: crear 40 juegos educativos, 60% de ellos en el área de Matemáticas que es lo que están buscando los papás. De alguna manera están viendo en iPad y estas tecnologías móviles como un muy buen canal para que refuercen los conocimientos. Y queremos llegar a 10 millones de descargas el próximo año , explicó Manolo Díaz.

Al cierre del 2013 esperan alcanzar el millón de descargas con los 10 títulos disponibles en las plataformas iOS (Apple), Android (Google) y las tabletas Nook de Barnes & Noble y Kindle Fire de Amazon.

Pero los planes a futuro van más allá. Yogome ve grandes oportunidades de crecimiento al estar en un mercado de aplicaciones que en el 2015 tendrá un valor de 38,000 millones de dólares –de ellos, 5,000 millones de dólares corresponderán a los juegos educativos– junto con el crecimiento acelerado de smartphones y tabletas a nivel mundial.

La expectativa es que al cierre del 2014 comiencen a operar en números negros, generar rentabilidad y buscar entre 3 y 5 millones de dólares en una nueva ronda de inversión para una expansión más agresiva, con la venta de acciones Serie A.

Este tipo de títulos son vendidos a cambio de inversiones y posteriormente podrán convertirse en acciones ordinarias en caso de que la compañía lance una Oferta Pública Inicial en el mercado accionario, o si la compañía es adquirida por otra empresa más grande.

Queremos continuar con el impacto que tenemos, llegar a más niños. Nuestra visión es conectar a todos los niños de México, China, Estados Unidos, y que se puedan retar entre ellos , agregó Manolo Díaz

[email protected]

apr