Aunque la ubicación en tiempo real y los metadatos de las comunicaciones es información resguardada por las operadoras de telecomunicaciones, existe tecnología de espionaje que permite obtener esos datos sin necesidad de acudir a los concesionarios y mucho menos obtener un permiso de un juez.

Estas tecnologías son comercializadas como soluciones de inteligencia para las agencias de gobierno. Rayzone Group es una firma israelí que desarrolla este tipo de soluciones, que ofrecen desde el rastreo geográfico en tiempo real de un dispositivo, con sólo proporcionar el número de teléfono a rastrear, hasta la obtención de datos como las llamadas, datos de navegación, horarios de conexión y la imagen del usuario en servicios de mensajería instantánea como WhatsApp.

Estas soluciones las compra el que ofrezca más, pero sólo estamos autorizados [por la legislación israelí] a vender a las agencias de gobierno. Vendemos en los países donde nos permiten las leyes internacionales y con tratados que nos permiten hacerlo. No le podemos vender a bancos ni a empresas para espionaje comercial, no estamos autorizados a vender a nadie que no sea una agencia certificada de gobierno , dijo en entrevista el líder de Desarrollo de Negocios de Rayzone Group, Avi Yariv.

NOTICIA: Lineamientos del IFT sobre seguridad no protegen al usuario: expertos

Esta empresa asegura que hace rastreo pasivo y no invasivo de las comunicaciones aunque en su sitio web también ofrece soluciones de intercepción de comunicaciones a través de software malicioso (conocido como troyano).

La firma estuvo presente en la conferencia HLS&Cyber 2016 sobre seguridad nacional y ciberseguridad, celebrada en Tel Aviv. A esta conferencia acudió una delegación mexicana incluyendo el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Álvaro Vizcaíno Zamora, así como representantes de la Policía Cibernética y procuradurías estatales.

El Economista no pudo rastrear por vías oficiales la relación comercial pero fuentes oficiales de Israel dijeron que sí se han tenido acercamientos. En los correos filtrados por Wikileaks en julio del 2015 sobre la empresa de espionaje Hacking Team, se menciona que la Procuraduría General de Justicia del Estado de México ha adquirido los servicios de Rayzone Group. Los documentos filtrados mencionan que la firma israelí es revendedora de la solución Magen, diseñada para recolectar información privada de aplicaciones instaladas en smartphones y de plataformas en la nube sin dejar rastro en los dispositivos.

NOTICIA: IFAI dejó pasar golpe a protección de datos personales

Avi Yariv aseguró que América Latina es el mercado más grande para la firma, aunque, argumentando confidencialidad, no quiso confirmar si agencias del gobierno mexicano han adquirido sus soluciones.

Tras una resolución del 4 de mayo pasado de la Suprema Corte de México sobre la constitucionalidad de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, que obliga a los operadores de telefonía a resguardar información de sus clientes para uso de las autoridades de justicia, los metadatos están protegidos por el artículo 16º de la Constitución, donde se estipula que cualquier intervención de las comunicaciones debe ser autorizada por un juez. Sin embargo, las adquisiciones de equipo de espionaje se realizan con secrecía, por lo que no existe un control sobre su compra y aplicación en México.

NOTICIA: La protección de datos personales en la era de los leaks

julio.sanchez@eleconomista.mx

mfh