Sin discrepancias y en un ambiente de total cordialidad. Así fue el encuentro de los representantes de los tres candidatos presidenciales punteros en las encuestas —Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya Cortés y José Antonio Meade— convocados por la asociación de la industria de internet en México para exponer sus posturas frente a la Agenda Nacional Digital 2018. 

La convergencia radical en los posicionamientos de Abel Hibert (representante de la coalición Juntos Haremos Historia, de López Obrador), Juan Pablo Adame (de la coalición Por México al Frente, de Anaya) y Jorge Díaz (de Todos por México, de Meade) contrasta fuertemente con los debates organizados por otras cámaras y organismos, en los que además de presentar en ocasiones posturas irreconciliables, los representantes escalaban a la descalificación y los ataques, replicando las dinámicas de la contienda entre los candidatos candidatos vistas a lo largo de este proceso electoral.

Citado como un debate en el que se confrontarían posturas ante internet y las nuevas tecnologías, el encuentro moderado por Francisco Alanís, fundador del medio nativo digital Sopitas.com, se caracterizó por los acuerdos totales entre partes que se supondrían, si no con propuestas contrarias, por lo menos sí distintas. Ocurrió esta en la sede de la Asociación de Internet.mx, en el marco del Día Mundial de Internet.

Neutralidad de la red, protección de datos personales, reducción de la brecha digital, universalización del acceso a internet, uso de nuevas tecnologías desde el gobierno para así propiciar su uso en la sociedad, redes de comunicación comunitarias, entre otros, fueron todos puntos de acuerdo entre los reprentantes de los contendientes por la Presidencia de la República.

“Internet es un motor de desarrollo”, “Internet es un igualador de oportunidades”, fueron frases que soltaron los representantes, que al contar con la aprobación de todos los presentes como cosas obvias per se, se perdió la oportunidad de escuchar los fundamentos de tales aseveraciones. El lugar común es todo lo contrario a un motor de desarrollo.

Mientras que reformas como la educativa o la energética han propiciado importantes discusiones e incluso promesas de derogación por candidatos opositores al actual régimen, la reforma en materia de telecomunicaciones fue celebrada por los tres representantes como una de las reformas más acabadas entre las que impulsó la administración de Enrique Peña Nieto.

Si bien el encuentro tuvo un cariz de mesa redonda, los representantes pudieron exponer algunas propuestas para el desarrollo de internet y las nuevas tecnologías contenidas en las plataformas de los candidatos que apoyan. Se exponen algunas de ellas:

Abel Hibert, de la coalición Juntos Haremos Historia

Abel Hibert, ex comisionado de la extinta Cofetel —ahora Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT)—, planteó la necesidad de generar un inventario de frecuencias radioeléctricas no usadas y de localidades sin cobertura de internet, para poder asignar las frecuencias ociosas a estos sitios y dotarles así de conectividad.

Propuso también:

  • Eliminación del IEPS a los servicios de internet.
  • Ampliar cobertura de banda ancha.
  • Creación de un fondo para el desarrollo de telecomunicaciones.
  • Vinculación entre universidades y empresas para generar egresados con perfiles que detonen el desarrollo de la industria.
  • Replicar el modelo educativo que llevó a la India a ser un país con una fuerte industria de las TICs, mejorando los programas educativos de matemáticas, ciencias e inglés en todos los niveles.

Juan Pablo Adame, de la coalición Por México al Frente

Juan Pablo Adame, ex diputado federal plurinominal y coordinador regional de la campaña de Ricardo Anaya, consideró que se debe dar continuidad a las políticas del Inai en materia de protección de datos personales, y expuso la necesidad de invertir en una campaña de educación y capacitación de la población para la protección de sus datos personales.

Otras propuestas planteadas fueron:

  • Acabar con la corrupción en el sector para impulsar la infraestructura y su desarrollo, a través de la transparencia y la “publicidad total” de todos los contratos y licitaciones que involucren al gobierno.
  • Instrumentación de blockchain para fiscalizar los recursos del gobierno involucrados en las compras.
  • Educación enfocada a desarrollar las habilidades digitales en niños y jóvenes.
  • Impulsar la tipicación de los delitos informáticos en el Código Penal Federal.

Jorge Díaz, de la coalición Todos por México

Para el representante de José Antonio Meade, la neutralidad de la red asegura a las empresas del sector la igualdad de condiciones para competir. Algunas de las propuestas planteadas por Jorge Díaz a lo largo del encuentro fueron:

  • Plan Nacional de Inteligencia Artificial, que coloque al país a la vanguardia del desarrollo de estas tecnologías.
  • Impulsar las asociaciones público-privadas para impulsar startups y nuevos modelos de negocio relacionados con el comercio electrónico.

¿Qué nos dice la falta de discusión de ideas en el sector?

Jorge Fernando Negrete, director de Mediatelecom Policy&Law, consultado por El Economista en diciembre del año pasado sobre la posibilidad de que el IFT pudiera seguir los pasos de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC) que condujeron a terminar con la neutralidad de la red, consideró que en el caso del regulador en México éste tiene otras tareas más importantes “que andar regulando internet”, porque quienes avanzan hacia la regulación de internet ya resolvieron temas de cobertura y son países totalmente convergentes, y en México aún no se logra ello.

Lo planteado por Negrete en lo que toca a la discusión de la neutralidad de la red puede ayudar a entender la ausencia de ideas contrastantes. En un sector cuya prioridad es la cobertura universal de los servicios, la discusión sobre algunos pasan a un segundo o tercer plano. Siguiendo la declaración tomada como ejemplo, hasta que no exista la infraestructura necesaria, no se podrá pasar a otros asuntos.

Estamos, entonces, ante un sector en proceso de maduración; el debate de ideas tendrá que ser postergado.

[email protected]