Qualcomm Inc anunció este martes 20 de octubre que producirá chips para equipos de redes de telecomunicaciones 5G, lo que marca la primera entrada de una importante empresa de tecnología estadounidense en un mercado dominado por firmas europeas y chinas.

Qualcomm, con sede en San Diego, ya es el mayor proveedor de microprocesadores para teléfonos móviles, incluidos los chips de módem que conectan los teléfonos a las nuevas redes de datos inalámbricas 5G, capaces de alcanzar velocidades más rápidas que las redes LTE.

Pero el mercado de las estaciones base 5G y otra infraestructura comprada por operadores de telecomunicaciones ha estado dominado por empresas como Nokia, Ericsson y, antes de que el gobierno estadounidense tomara medidas para reducir su capacidad, por Huawei Technologies Co Ltd.

Qualcomm no planea desafiar a esos actores directamente. Su objetivo es convertirse potencialmente en un proveedor de chips para esas empresas y otras a medida que cambia la tecnología en las estaciones base 5G.

Cristiano Amon, presidente de Qualcomm, dijo que ahora se está desarrollando una tendencia similar con las estaciones base 5G, donde empresas como Microsoft Corp están trabajando en software que ejecutarán estaciones base 5G "virtualizadas".

Qualcomm quiere suministrar los chips para esas estaciones tanto a los actuales fabricantes como a los nuevos participantes del mercado.

"Creo que tenemos la ventaja de pensar en la infraestructura de próxima generación. No tenemos que preocuparnos por ningún producto heredado, por lo que podemos comenzar a diseñar algo desde cero", dijo Amon a Reuters en una entrevista.