La integración de diferentes tecnologías con el fin de ofrecer productos más robustos a los consumidores es el modelo hacia el cual ha transitado el CES, la feria de tecnologías de consumo más grande del planeta. La inteligencia artificial, el reconocimiento de imágenes, el internet de las cosas y las redes 5G son las herramientas habilitadoras de un futuro en el que los vehículos autónomos, las casas inteligentes y el cuidado de la salud prometen hacer.

Entre el 7 y el 10 de enero, más de 175,000 asistentes provenientes de 160 países del mundo pudieron apreciar de primera mano las propuestas tecnológicas de 4,500 expositores. Aunque se trata de una feria dedicada a las tecnologías que llegan directamente a los consumidores, lo cierto es que desde hace varios años las innovaciones presentadas en el CES parecen ser las piezas de un rompecabezas que se resolverá en los próximos años.

De acuerdo con la Consumer Technology Association (CTA), las tecnologías que mostraron un crecimiento importante respecto del espacio que la feria dedicó a su exhibición fueron los vehículos autónomos y eléctricos, las tecnologías para el hogar inteligente y la salud digital. Durante el CES Unveiled, en donde periodistas de todo el mundo pueden ver una muestra de las tecnologías que serán tendencia durante el evento, abundaron las tecnologías de reconocimiento orientadas a los vehículos autónomos, así como los dispositivos dedicados a la salud y el confort.

La alianza entre Uber y Hyundai para lanzar un servicio de taxis aéreos, la presentación del Vision AVTR de Mercedes Benz, un auto eléctrico inspirado en la película Avatar de James Cameron que además busca ser 100% sustentable en su producción; además del anuncio del Vision-S, el prototipo del vehículo eléctrico de Sony estuvieron entre los eventos estelares de la feria, que parece querer competir cada vez más con otros eventos dedicados a la industria automotriz.

Una de las tendencias que más fuerza ha cobrado en esta edición del CES 2020 es la de la tecnología orientada a la salud. Para la CTA, la salud digital se está convirtiendo en un estilo de vida, debido a que la tecnología médica ya no sólo se circunscribe a la relación entre los médicos y sus pacientes, sino que muchos dispositivos vinculados a la salud están entrando cada vez más a los hogares, sobre todo en localidades de difícil acceso. 

Uno de cada tres asistentes al CES 2020 es ciudadano de naciones extranjeras a Estados Unidos. Los países que más han crecido su participación en la feria en el año más reciente son Japón y Corea del Sur, mientras que, debido al conflicto comercial entre China y Estados Unidos, el número de asistentes provenientes del gigante asiático mostró una caída que, de acuerdo con los organizadores de la feria, no es significativa.

Los organizadores del CES 2020 auguran que en los próximos 10 años la conectividad que permitirán las redes 5G y el poder de cómputo para analizar grandes cantidades de datos harán que las ciudades, los individuos y las empresas sean cada vez más inteligentes.

A esto se suma el que el modelo de tecnologías de consumo transita cada vez más desde uno en el que lo que se vendían eran productos como televisores, computadoras y teléfonos a uno en el que lo que priva es la oferta de servicios, desde el streaming de Netflix y Spotify, Uber y su futuro servicio de taxis voladores, hasta la multiplicidad de asistentes inteligentes que se conectan a la nube para simplificar las tareas de la cotidianidad. Habrá que esperar un poco para ver si se cumple lo que la CTA augura, pero sobre todo si este futuro alcanzará a todos o solo a unos cuantos.

[email protected]