La industria de Tecnologías de la Información y Comunicaciones crecerá más durante el primer año de la administración de Andrés Manuel López Obrador que lo que lo hizo en el primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto. Se prevé que el crecimiento de la industria TIC durante 2019 sea de 2.3% anual mientras que en el 2013 creció 1.5%, de acuerdo con datos de Select, consultoría especializada en el sector.

En un entorno mundial que considera proteccionismo comercial creciente, la aceleración de la economía estadounidense, el aumento de tasas de la Reserva Federal, una caída en los mercados internacionales, sobre todo de las grandes empresas tecnológicas  Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google, la disminución de los precios del petróleo; así como en uno nacional que supone la salida de capitales y una transición presidencial menos tersa de lo que se esperaba, las TIC esperan que los trimestres del 2019 sean mejores que los del 2013.

“Ante la transición, tenemos una gran oportunidad de desatar la iniciativa empresarial para explorar la transformación digital”, dijo Zermeño durante la presentación de los resultados trimestrales del informe de Servicios de Información Continua para la Alta Dirección (SICAD) de Select.

Desde julio pasado, El Economista publicó que Andrés Manuel López Obrador iniciará su sexenio con una industria de Tecnologías de la Información (TI) que pasó su peor momento en décadas. La administración de Enrique Peña Nieto contempló el peor desempeño de la industria de TI en al menos los últimos 20 años, con retrocesos de hasta -0.3% y un crecimiento máximo de 5% esperado para el 2018.

Mientras que en el periodo 2013-2017, durante el gobierno de Peña Nieto, el crecimiento promedio del sector fue de 2%, para el periodo entre el 2018 y el 2022, Select auguró un incremento de 4%, que aunque es mayor al de la actual administración, se aleja del 7% que creció la industria durante el sexenio de Felipe Calderón, del 9% del sexenio de Vicente Fox y del 18% de Ernesto Zedillo.

AMLO supone retos y oportunidades para las TIC

De acuerdo con la analista de Select, Fabiola Cruz, la administración de Andrés Manuel López Obrador supone retos y oportunidades para la industria de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC). Por un lado, la cancelación de compras de equipos de cómputo es un desafío que los distribuidores y canales TIC suman a una inversión privada moderada.

El punto número 10 de los 50 que Andrés Manuel López Obrador propuso como base de su plan de austeridad sostiene que “no se comprarán sistemas de cómputo en el primer año de gobierno”. Esta aseveración ha causado incertidumbre y preocupación en el sector de TI y entre especialistas de la industria.

En sentido contrario, Cruz afirmó que los anuncios de inversión y desarrollo de proyectos de infraestructura se presentan como una oportunidad para la industria de las tecnologías de la información y comunicaciones, lo mismo que los sectores de comercio, manufactura, automotriz y de comercio electrónico.

En esto coincide Zermeño, para quien los grandes proyectos van a traer mucha inversión en tecnología. “El Tren Maya traerá inversión en Internet de las Cosas, por ejemplo; el aeropuerto que se canceló ayudó a que crecieran por ejemplo quienes hacen cableado; los centros de datos ya tenían proyectos y seguramente los aeropuertos que se proyectan también los requerirán. No hay nada que no incluya tecnología”, dijo.

[email protected]