La noche del lunes, el director global de Desarrollo Corporativo y Empresarial y número dos al mando de Uber, David Richter, decía en la Ciudad de México que la firma tecnológica de transporte privado se ha convertido de una pequeña startup en San Francisco a una compañía que ahora impacta a millones de personas alrededor del mundo. Y también se ha convertido en una de las más polémicas.

Primero, al representar el emblema de los cambios de paradigmas en los modelos de transportación, producción y empleo (muchos le llaman uberización de la Economía) donde el valor de la propiedad cambia por el valor del uso de los bienes y el capital, incluyendo el humano, con las promesas de mayor eficiencia, rentabilidad, aprovechamiento de los recursos y hasta sustentabilidad. Las fricciones con la industria de los taxistas y los gobiernos no se hicieron esperar, mismos que vieron a Uber como una amenaza al tratar de evadir las regulaciones existentes bajo el argumento de la innovación.

Por otro lado, los escándalos sobre el acoso sexual y la cultura corporativa machista dentro de Uber evidenciaron un serio problema dentro de la compañía, situación que llevó a la renuncia del fundador, Travis Kalanick, como director ejecutivo de la compañía.

En este entorno de turbulencias, México ha sido una joya en la corona de Uber al ser el tercer país con las operaciones más grandes en los 77 países donde opera, sólo después de Estados Unidos y Brasil. Además, la ciudad de México fue la primera jurisdicción fuera de la estadounidense que emitió una regulación que le permite operar legalmente a cambio de aportaciones periódicas al gobierno (la ciudad de México estableció el Fondo de Movilidad, al que la firma ha aportado 130 millones de pesos).

Este lunes, la firma anunció una inversión de 6,850 millones de pesos (alrededor de 380 millones de dólares) para alcanzar los 500,000 conductores, desde los 230,000 con los que cuenta al país. Esta cifra es el triple de lo invertido por la firma desde su llegada, así como casi siete veces el monto anunciado por su rival Cabify en enero de este año.

El Economista charló con el director general de Uber en México, Federico Ranero, quien ve positivo que la empresa haya reconocido sus errores, y se dice orgulloso de la transición que vive la firma en medio de los escándalos, la polémica y la carrera hacia la innovación.

El líder local de la compañía que tiene 7 millones de usuarios activos en México confía en que su estrategia de expansión será suficiente para capacitar a los choferes, impulsar la evaluación tanto de pasajeros como de conductores, y mejorar el servicio. De esta forma, busca hacer frente a las recurrentes quejas que inundan a los usuarios de la plataforma en el país: la caída en la calidad de los servicios, una reducción en los beneficios económicos de los choferes y mejorar la capacidad de reacción y respuesta ante incidentes.

¿Qué hizo Uber en México para posicionarse como el tercer mercado más importante para la compañía? ¿Cuál es la receta secreta?

Creo que hay varios factores clave del éxito y el primordial siempre regresa a la excelencia operativa que es fomentada por un equipo extraordinario de trabajo. Sin duda, tengo la bendición de poder... compañeros, mentes brillantes y gente increíble que siempre está buscando de qué manera trabaja de cerca con usuarios, con socios conductores y como de eso parte para asegurar y evolucionar el modelo de negocio, para asegurarse que la experiencia sea continuamente mejor. Creo que eso ha sido el factor clave del éxito: la gente y el trabajar muy cerca de los usuarios y socios.

¿Cómo se está viviendo la ausencia de Travis Kalanick y la incertidumbre entre los inversionistas desde Uber en México?

A nivel global estamos tomando pasos muy puntuales para ser una empresa más proactiva, más organizada, más abierta. A nivel directivo tenemos a gente muy capacitada que se está uniendo al equipo, tenemos a Frances Frei que abandona la facultad de Harvard y es una eminencia a nivel mundial en estrategia y de cultura organizacional, y viene a abonar eso dentro de Uber. Tenemos a Bozoma Saint John que era la directora de Mercadeo para Apple y para iTunes; tenemos a Wan Ling que se une a nuestra junta Directiva y es Vicepresidente de Nestlé. En fin, tengo diversos ejemplos de personas que están empujando este cambio y a mí me enorgullece muchísimo ser partícipe de esto.

Regresando a México, y en base a diversas métricas y acercamientos que tengo con los equipos, consideró que nuestra cultura organizacional es parte de ese éxito, es esa receta secreta pero no por ello nos vamos a relajar. Sabemos que nuestra capacidad de atraer y retener esas mentes brillantes que hacen la diferencia en los conductores y usuarios es directamente proporcional a la fortaleza de nuestra cultura y por lo tanto es, y nunca dejará de ser una prioridad.

Hay mucho escándalo alrededor de Uber: el tema del acoso sexual y la cultura organizacional que derivó en la renuncia de Travis. ¿Qué tanto está permeando y qué están haciendo en México para evitarlo?

Parte de priorizar nuestra cultura, de tener un acercamiento con nuestros empleados y tomar pasos puntuales para asegurarnos que cualquier detalle mínimo no se nos escape y si hay algo que podamos mejorar, lo hagamos. Como te comparto, creo que en diversas métricas, benchmarks y demás estamos muy bien posicionados y creo que es lo que nos ha permitido crecer.

Realmente estoy muy orgulloso de la transición que está pasando Uber porque, en vez de caerse ante ciertas revelaciones de las cuales, por supuesto no estamos orgullosos, las afrontamos directamente y le dimos tal seriedad que fuimos lo suficientemente humildes para reconocer que había cosas que podríamos hacer mejor y todo parte de un principio muy sencillo: reconocer que todo lo que nos trajo hasta aquí no necesariamente es lo que nos va a llevar al siguiente nivel. En eso estamos sumamente enfocados y todo parte de trabajar muy de cerca con los empleados, de trabajar de qué manera podemos mejorar esa experiencia.

Está el tema regulatorio. Primero fue el transporte pero está el tema del trabajo. ¿Qué tanto se está trabajando para que esta economía, que está uberizándose, no esté perdiendo prestaciones ni se reduzca la calidad del trabajo?

De otros modelos de negocio que están uberizándose no te puedo hablar. Te puedo decir que en Uber, nosotros nos apoyamos en la tecnología para asegurarnos que esas ganancias, esa oportunidad de autoempleo flexible sean lo mejor relativo al costo de oportunidad de las personas y que continuamente mejora porque sólo así van a permanecer en nuestra aplicación y sólo así vamos a cumplir con el compromiso que hemos hecho de 500,000 oportunidades.

En el tema de regulación, es natural que cualquier empresa disruptiva y con un modelo innovador de negocios, nunca hemos visto en la historia de la humanidad que una regulación preceda a una innovación entonces sin duda lo que hacemos nosotros es trabajar de cerca con las autoridades para que primero entiendan nuestro modelo de negocio y tengamos regulaciones incluyentes para que respete el derecho a elegir de las personas. Y quiero ser muy claro en ese sentido: nosotros somos pro-regulación pero regulación que respete el derecho a las personas a elegir, cómo autoemplearse, cómo transportarse. Tenemos casos de éxito, más de 100 regulaciones a nivel mundial y muchas en México

En temas laboral, fiscal, regulatorio, federal, estatal, tenemos acercamiento con todas las personas y lo que necesitamos específicamente en el modelo laboral es que se entienda que más del 30% de los socios conductores manejan menos de 10 horas a la semana, que es un empleo flexible y que necesitamos adaptarnos a ese modelo antes de entrar en una regulación que fue hecha para otra realidad de hace años.

En protección de datos, son cada vez más frecuentes los casos de hackeos de cuentas. ¿Qué tanto ha hecho a los usuarios de México y qué están haciendo para prevenirlo?

La protección de datos es fundamental para nosotros porque sólo así confía una persona como tú y yo, ingresando datos. Lo que te puedo decir es que si bien no hay una tecnología que sea 100% infalible, ya han habido casos puntuales y en cada uno nos hemos hecho responsables y hemos tomado acciones puntuales para que no vuelvan a suceder, que se mantengan en el absoluto mínimo, que ha sido hasta la fecha

¿Qué hay de privacidad de los datos y la colaboración con las autoridades?

Sin duda colaboramos mucho en todo tipo de situaciones con las autoridades, particularmente cuando ocurren incidentes de este tipo, más allá de la privacidad de la información, cuando existe un proceso formal detrás de una denuncia puntual, tenemos innumerable información con base en nuestra tecnología que nos permite colaborar con ellos para que tomen las acciones correspondientes.

¿Exigen una orden de un juez de control para la entrega de los datos?

Exigimos una denuncia para que con ello, las autoridades nos busquen y podamos cumplir con la información que nosotros tenemos. Para usuarios y socios conductores no necesitas tener el nombre de una persona para poner una denuncia, basta con que lo hagas y nosotros tenemos todos esos canales con las autoridades para tomar las acciones.

[email protected]