Con la irrupción de nuevas tecnologías las costumbres y gustos de los televidentes se modificaron y transitaron. En este caso la gente no ha dejado de ver televisión, sólo que ya no se sienta frente a un televisor a una hora específica a mirar un show programado por una cadena y prefiere verlo en internet, a través de una computadora a la hora que quiera y cuantas veces quiera.

¿Qué pasaría si con la aparición de nuevas tecnologías los usuarios comenzaran a replantearse uno su gusto por ver la televisión? Esa pregunta suena a un cuestionamiento que pasó por la mente de los productores de televisión más de siete años; si no lo hizo ya es tarde para planteársela, porque actualmente, a nivel mundial, los telespectadores prefieren ver televisión por internet en lugar de verla en la forma tradicional.

LISTA: 19 estrenos de Netflix en mayo que no te puedes perder

Los usuarios han modificado sus gustos con el paso del tiempo, siempre pasa. Es parte de la introducción de nuevos productos que reclaman el éxito en el mercado ofreciendo a los consumidores una lista más completa de cualidades que los hacen más atractivos. Esto pasó inclusive en el mundo de la televisión, un producto que reinó durante buena parte del siglo pasado e inspiró numerosos análisis sobre la influencia que este aparato y su contenido tenían sobre la población.

La gente ahora quiere el control de qué ver y cuándo verlo, además de verlo las veces que quiera sin pagar un solo centavo más. Algo que no ofrece la televisión convencional que poco a poco se rezaga en cuanto a la preferencia de los usuarios. En México la televisión sigue siendo la reina del hogar, según el nstituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) hay televisiones en 98.3% de las casas. Pese a esto los mexicanos estamos cambiando nuestro método de consumo de video.

Los mexicanos usamos YouTube como nuestra plataforma predilecta para ver la tele (92%). El más cercano competidor de la plataforma de Google es Netflix, con 20% de la preferencia. Le sigue Claro Video con 6%, otros sistemas similares de streaming con 5 por ciento. La mayoría (54%) prefiere ver videos musicales pero también miran series de televisión (33%), películas (30%), tutoriales (22%) y videoblogs(19%), según datos del IFT.

NOTICIA: YouTube planea lanzar servicio de TV por Internet

Estos datos sólo corresponden a México, pero lo que se observa en nuestro país no dista mucho de lo que se observa en otros países. Una encuesta que contempló la respuesta de 26,000 usuarios de internet a nivel mundial, hecha por Accenture, una empresa multinacional dedicada a la prestación de servicios de consultoría y servicios tecnológicos, encontró que las preferencias de los usuarios han cambiado dramáticamente en cuanto a la forma en la que se ve televisión.

En el 2017, a diferencia de los datos que se tenían en el 2016, 23% de los encuestados admitió que prefiere ver la tv de manera tradicional. El año pasado el 52% de los encuestados se inclinaba por esta opción. Cuatro de cada 10 encuestados admitieron que prefieren ver televisión desde su computadora (42%). El año pasado el 32% de los encuestados se inclinó por esa opción.

En general, la audiencia de vídeo digital está creciendo, y este año el número de espectadores de video digital en todo el mundo se elevará a 2.15 millones. eMarketer.com, una compañía que se especializa en hacer estudios sobre marketing digital y medios, estima que más del 62% de los usuarios de Internet del mundo verán video digital en 2017, frente al 60.8% en 2016.

NOTICIA: México, líder en servicios de video OTT en AL: Dataxis

Mientras que el consumo de contenidos, y sobre todo de video en general, parece tener una tendencia hacia el uso de teléfonos inteligentes, en cuanto a sólo productos televisivos vistos desde teléfonos móviles la proporción también creció, aunque de manera menos dramática. Sólo aumentó 3% al pasar de 10% a 13 por ciento. En cuanto a productos televisivos nos referimos a videos de más larga duración, en lugar de los videos cortos que prefieren los usuarios. En el 2016, el 28% de los usuarios de internet dijo que preferiría ver clips de vídeo cortos a través de un teléfono inteligente. Un año más tarde, ese número aumentó a 41 por ciento.

rarl