Le tocó a Phil Schiller, vicepresidente de Marketing Mundial de Apple, presentar la nueva edición del dispositivo estrella de la firma: el teléfono inteligente iPhone 5, que presenta una pantalla más grande que sus antecesores, un procesador más potente y conectividad a internet a través de la red más rápida del momento, LTE.

Más tarde correspondió a Tim Cook, líder de la compañía y sucesor de Steve Jobs, defender el nuevo producto y torear las críticas de los expertos por las características del equipo frente al de sus rivales, principalmente el Galaxy SIII de Samsung. Estamos más preocupados en ofrecer el mejor producto que en completar un listado de funcionalidades , dijo.

El nuevo iPhone pesa 112 gramos y tiene una pantalla de 4 pulgadas (1136x640 pixeles). La pantalla retina del iPhone, la tecnología de alta definición de Apple, mejora en 44% la saturación de color en comparación con el modelo anterior, usando la misma tecnología que en el iPad 3.

Es una joya absoluta. El software y el trabajo de ingeniería que requirió (el desarrollo de) este producto es el mayor desafío que ha realizado nunca nuestro equipo , afirmó Schiller.

El iPhone 5 podrá ser reservado para su compra a partir del 14 de septiembre y saldrá a la venta el día 21 de septiembre en Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Australia y Japón a un precio inicial de 199 dólares, aunque los modelos con mayor memoria estarán disponibles a 299 y 399 dólares.

Se desconoce cuándo estará disponible en el mercado mexicano. Analistas consideran que su arribo estará supeditado a la disponibilidad de redes LTE (Long Term Evolution), que ninguno de los operadores de telefonía locales ofrece por el momento. Apple podría imitar a Samsung, que para incursionar en el mercado mexicano con el Galaxy SIII cambió de LTE a 3G, la tecnología disponible en México.

Apple vs Apple

DAR CLIC PARA AMPLIAR IMAGEN

Schiller explicó en la presentación en San Francisco que la apuesta es que se pueda ver más en pantalla sin necesidad de hacer el teléfono más ancho, para no perder usabilidad al manipular la interfaz gráfica con el dedo pulgar.

En cuanto a la cámara del equipo, Apple integró un lente con cristal de zafiro para una mayor protección y su definición será de 8 megapixeles. Contará con tomas panorámicas para realizar fotos de hasta 28 megapíxeles y se podrá tomar foto y video de manera simultánea.

Schiller dio a conocer que el sistema de reconocimiento de voz Siri, con el que se pueden operar distintas funcionalidades del equipo, se verá beneficiado, ya que se integran en el aparato tres micrófonos.

Detalló que en el producto fueron integrados sensores en el cristal, que reducen el ancho de la pantalla y hacen sentir lo que se manipula de una manera más cercana. Además el iPhone 5 es capaz de reproducir gráficos de calidad de una consola.

LOS DOS FRENTES DE APPLE

La presentación del iPhone 5 llega a tiempo para la gran batalla de Navidad, en la que Samsung y Apple medirán fuerzas en el disputado mercado de los teléfonos inteligentes.

El sistema operativo Android, de Google Inc, se ha convertido en el más usado en el mundo, mientras que Samsung, uno de los proveedores claves de Apple, es hoy líder del mercado y su principal rival.

Apple enfrenta cada vez una mayor presión de sus competidores, aunque sus rivales han cambiado porque los anteriores líderes como la canadiense Research in Motion o la finlandesa Nokia atraviesan momentos difíciles, mientras que Samsung ha saltado al primer plano.

Apple ha vendido más de 243 millones de iPhones desde su lanzamiento en el 2007, cuando el dispositivo irrumpió en la industria con lo que sería el preludio del actual ecosistema de aplicaciones.

A escala global, Samsung lidera el mercado de teléfonos inteligentes con una participación del 32.6%, seguido de Apple con el 17%, según la firma IDC. Ambos tuvieron un aumento de envíos hace un año, en el que Samsung se benefició de su teléfono insignia Galaxy S III.

Smartphones Mercado

Acciones Apple VS Otros

ACCIONES NO MUESTRAN ALEGRÍA

El nuevo dispositivo fue lanzado cinco años después de que el primer iPhone revolucionara la industria de la telefonía móvil.

Las acciones de Apple subían un tímido 0.1% a 661.31 dólares poco después del lanzamiento. Por la mañana, las acciones de Samsung Electronics subían más de un 3% y alcanzaban un máximo intradiario en más de tres semanas, ignorando el lanzamiento previsto para la jornada del nuevo iPhone de Apple.

Apple vs Samsung

RDS