La venta de Afore Citibanamex abre la posibilidad de que exista una mayor cantidad de traspasos de cuentas y recursos entre las administradoras de fondos para el retiro (afore).

Esto debido a que si Banco Azteca o Banorte,  candidatos a comprar la marca de Banamex, llegaran a quedarse con la cartera de la Afore Citibanamex podría convertirse en la administradora más grande del Sistema del Ahorro para el Retiro (SAR) con una participación de mercado de 20 a 30 por ciento.

Ante ese posible escenario, las administradoras podrían recurrir a hacer lo que hicieron en el 2013, cuando Afore XXI Banorte se fusionó con Afore Bancomer y que dio origen a la administradora más grande del mercado en aquel tiempo.

Como reacción inmediata las afores restantes, para hacer frente a la fusión, entraron en una guerra comercial, que consistió en traspasar cuentas y recursos de Afore Bancomer a otras instituciones.

En entrevista, Carlos Ramírez Fuentes, presidente de la Comisión Nacional del Sistema del Ahorro para el Retiro (Consar) en el sexenio de Enrique Peña Nieto, recordó que cuando se autorizó la consolidación de Afore Bancomer con Afore XXI Banorte ocurrió “una sangría bárbara de cuentas y recursos”.

La Ley del SAR, en su artículo 74, establece que un trabajador podrá cambiarse de afore cuando éstas se fusionen, pero establece que “en el caso de fusión entre administradoras, el derecho de traspaso sólo corresponderá a los trabajadores afiliados que se encuentren registrados en la administradora fusionada”.

El ex titular de la Comisión espera que, en caso de existir una situación igual, no suceda lo mismo que hace nueve años, ya que la guerra comercial entre afores a todas luces no conviene a nadie.

Promotores, bajo la lupa

Los agentes promotores cobran a la administradora de fondos una comisión por efectuar traspasos. Por ello, han estado bajo la lupa de la Consar en los últimos años; la dependencia de gobierno llegó a estimar que nueve de cada 10 traspasos eran inducidos por los promotores.

La Comisión ha creado herramientas para empoderar al ahorrador, como lo es Traspaso Móvil y con ello evitar ser influido por un tercero para decidir qué opción del mercado es la mejor para su ahorro.

Al cierre de noviembre del 2021, se habían realizado más de 3.4 millones de traspasos. Afore Coppel encabeza la lista de traspasos cedidos con 834,563. En segundo lugar, Afore Citibanamex con 733,686 y Afore Azteca con 501,059.

Actualmente, existen más de 43,395 agentes promotores con un salario mensual promedio de 14,830 pesos, de acuerdo con la Consar.

Estima que los gastos por remuneraciones variables a agentes promotores por parte de las afores oscilaron entre 2,830 y 3,870 millones de pesos del 2015 al 2021. Esto dio un costo promedio de 3,340 millones de pesos en ese periodo.

Se buscan cambios en la regulación

Para controlar las prácticas de los promotores, la Consar busca crear la figura de “asesor previsional” para reemplazar a los agentes promotores, la integración no implica costos adicionales a las administradoras.

Otro de los motivos para la nueva figura deriva de que en el SAR actualmente existen los agentes promotores y el agente de servicio, los cuales comparten características similares en cuanto a capacitación, requisitos para funcionar, evaluación, etcétera, revela el anteproyecto enviado a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria.

La nueva figura generaría una reducción del gasto en las afores y simplificaría la normatividad de los participantes del SAR. El resumen de los ahorros por desregulación ascendería a 27.2 millones de pesos y dejaría beneficios por 3,340 millones de pesos.

“Que las administradoras transformen sus esquemas actuales de negocio para que se enfoquen en incrementar la calidad de atención al usuario y obtención de mejores rendimientos, buscando en todo momento el interés de los trabajadores”, argumenta la Consar.

El cambio en el régimen de remuneraciones establece que las afores paguen la comisión al agente por dos motivos: el registro de las cuentas individuales que efectúe y las aportaciones de Ahorro Voluntario que realice el trabajador.

En el segundo punto sólo será acreditable el cobro de comisión si “fue resultado de la gestión del agente promotor o asesor previsional”. No se considerará como traspaso si el ahorrador hace aportaciones voluntarias.

El nuevo esquema de cobros de comisión no podrá incluir pagos en efectivo ni en especie por concepto de traspasos de Cuentas Individuales o del saldo de la Cuenta Individual.

santiago.renteria@eleconomista.mx