Debido al insuficiente nivel de participación que han tenido diversos sectores del sistema financiero en enviar el cuestionario que ayudará a las autoridades a conformar la segunda Evaluación Nacional de Riesgos (ENR), la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), a cargo de Santiago Nieto Castillo, ha extendido el plazo para recibir la información al respecto.

De acuerdo con información recabada por este medio, desde el pasado 30 de abril, la UIF envió un cuestionario a todos los sujetos obligados que servirá para integrar la segunda ENR. El plazo para que se pudiera enviar el cuestionario ya contestado venció el pasado 13 de mayo. Sin embargo, esta instancia ha aplazado dicho periodo hasta el 21 de mayo próximo.

“Debido al nivel de participación del sector en el cuestionario de percepción de riesgos (centros cambiarios, sofomes, transmisores de dinero, asesores en inversiones), la UIF les comunica que el plazo para la recepción de éste se amplía al martes 21 de mayo, con la finalidad de que participen aquellos sujetos obligados que aún no lo han hecho, lo que permitirá tener un panorama más amplio”, se puede leer en un correo enviado esta semana a las entidades financieras.

La UIF es la instancia que coordina la elaboración de este documento con apoyo de diversos organismos como la Secretaría de Gobernación, la Secretaría de Hacienda, la Fiscalía General de la República, el Banco de México y el Poder Judicial de la Federación.

Recientemente, Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF, indicó que se prevé que para julio próximo se tengan cifras de los resultados de dicha evaluación sin precisar si el documento en su totalidad estaría terminado.

De acuerdo con Nieto Castillo, la primera recomendación del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) establece que es necesario que todos los países cuenten con una ENR, que permita a las autoridades tener un panorama para combatir el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo, a partir de los riesgos detectados.

“GAFI en su primera recomendación señala que debe de desarrollarse una Evaluación Nacional de Riesgos que nos permita tener un enfoque a las autoridades para combatir el lavado de dinero y sus delitos relacionados a partir de un análisis basado en los riesgos”, explicó recientemente a un medio de comunicación.

El funcionario indicó que en esta segunda evaluación nacional de riesgos lo que se piensa agregar, a diferencia de la primera publicada en el 2016, es la temática relacionada con el robo de hidrocarburos.

Antecedente

La primera Evaluación Nacional de Riesgosque México presentó fue en el 2016, la cual se realizó con el fin de responder a las recomendaciones de GAFI y se presentó en la antesala de una nueva evaluación por parte del organismo internacional que se le realizó al país meses después.

En dicha evaluación se detectaron dos factores principales que representan la mayor amenaza para México en temas de lavado de dinero: las organizaciones delictivas y el volumen de fondos generados por las actividades ilícitas.

De acuerdo con diversos reportes, en México se lavan al año, por medio del sistema financiero, alrededor de 50,000 millones de dólares. Sin embargo, hasta el momento el gobierno no ha realizado una postura oficial sobre esta cifra y se espera que en la segunda ENR dicha cantidad se oficialice.

Asimismo, en la primera evaluación se destacó la percepción de la corrupción como un factor para la comisión de delitos, principalmente del lavado de dinero. También se identificó al G7 de la banca múltiple, a las casas de Bolsa y casas de cambio, además de los bancos comerciales, con el riesgo más alto para ser proclives a vehículos del blanqueo de capitales.

[email protected]