La Torre Bancomer será, al menos por un tiempo, la joya de Paseo de la Reforma. Con sus 50 niveles más tres técnicos y su helipuerto, alcanza los 235 metros, 10 más que la Torre Mayor que está justo enfrente. Será la edificación más grande de México hasta que alguna otra de la zona la desplace.

La construcción de lo que serán las oficinas corporativas de BBVA Bancomer inició en el 2010 y hoy ya está en su fase final. De acuerdo con directivos del banco de origen español, la edificación, en la que se invirtieron alrededor de 700 millones de dólares, quedará lista entre junio y octubre del 2015. Sin embargo, la migración de empleados iniciará desde el primer trimestre de ese año.

Son cerca de 4,500 empleados los que albergará este moderno rascacielos ubicado en Reforma y Hamburgo, a un costado de la Puerta de los Leones que resguarda el acceso al Castillo de Chapultepec. Estos trabajadores hoy están dispersos en diferentes sedes del banco, principalmente en el corporativo de Avenida Universidad, al sur de la ciudad. A partir de marzo o abril se mudarán de forma gradual a sus nuevas oficinas.

Esta obra, construida con lo mejor de la ingeniería y los mayores avances en materia ambiental (tiene la certificación LEED Oro), está conformada de tres partes: la torre central de 50 pisos y siete niveles de estacionamiento con 2,800 cajones para automóviles; la rampa coronada con un auditorio para 250 personas y un edificio anexo.

La zona donde se ubica la Torre Bancomer es una de las más transitadas. Directivos del banco han mencionado que para mitigar esa problemática fomentarán el uso de transporte colectivo interno, horarios flexibles, además de que el edificio contará con 255 lugares para bicicletas en el que se incluirán regaderas para los trabajadores que deseen usarlas. Esperamos que el estacionamiento para autos se utilice lo menos posible , ha dicho un ejecutivo del banco.

La obra lleva el sello de las firmas arquitectónicas Legorreta+Legorreta y Rogers Stirk Harbour+Partners y su característica principal es la fachada con dos cubiertas: una de vidrio y otra de lamina multiperforada color azul, característico de BBVA.

A lo largo del edificio, construido con la más alta tecnología antisísmica, hay cinco terrazas verdes con diferentes vistas como el Castillo de Chapultepec y el Ángel de la Independencia. El inmueble será 100% libre de humo de tabaco, lo que implica que si alguno de los miles de empleados desea fumar tendrá que hacerlo en el exterior. El comedor tiene capacidad para atender hasta 1,000 personas al mismo tiempo.

Edificios complementarios

A la par de la Torre Bancomer, dos inmuebles más son construidos en la zona del Valle de México, complementarios a esta obra: una torre de 33 pisos en la zona de Polanco y uno más en Atizapán de Zaragoza, donde será el centro de resguardo de datos del banco no sólo de México, sino de otras filiales de América Latina.

Las tres obras se inaugurarán de forma simultánea en octubre del 2015 o a más tardar en noviembre, ha dicho el director general de BBVA Bancomer, Vicente Rodero.

[email protected]