Se tiene un débil desconocimiento de la ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, o mejor conocida como ley fintech, es el veredicto de la firma Salles Sainz Grant Thornton sobre este marco normativo que entró en vigor desde marzo del 2018.

De acuerdo con Manuel Llano, socio de la firma, es importante que los emprendedores del ecosistema de tecnología financiera (fintech), conozcan la nueva regulación para este tipo de plataformas, si es que buscan realizar operaciones de fondeo colectivo o hasta las relacionadas con activos virtuales, con el fin de darle una certeza a sus usuarios respecto a sus obligaciones tributarias.

“Sin la ley fintech, podía hacerse financiamiento colectivo u operaciones en criptomonedas mediante el anonimato. La ley quita esa circunstancia y regula la identidad de los actores económicos para que activos intangibles como esos casos, declaren impuestos con nombre y apellido”, explicó Llano en un comunicado emitido por la firma.

El socio de la firma indicó que la ley fintech, también significa un reto para los consultores en materia de auditoría e impuestos, pues México es un país pionero en este tipo de legislación, misma que tiene un énfasis en temas fiscales.

Salles Sainz Grant Thornton es una firma especializada en temas de contabilidad, que brinda servicios de auditoría, impuestos, consultoría  outsorucing. En este contexto, Llano apuntó que esta firma se ha especializado para orientar a sus clientes sobre la aplicación de la legislación secundaria de la ley fintech.

abr