El sector de las sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes) se dice dispuesto a ayudar al gobierno federal a dispersar los créditos, por 25,000 pesos, para apoyo a las pequeñas y medianas empresas (pymes) que se vean afectadas por la contingencia del coronavirus, debido a la cercanía que tiene con este tipo de unidades económicas.

En entrevista, Fernando Padilla Ezeta, director de la Asociación de Sofomes en México (Asofom), explicó que a través de los 195 asociados a la organización se podrían entregar este tipo de financiamientos al menos a 200,000 pymes de manera inmediata, pues en la actualidad son parte de la cartera de este tipo de intermediarios.

“En la actualidad, la banca de desarrollo está imposibilitada para entregar de manera directa estos créditos, no tiene los canales, entonces se busca dispersar los préstamos por medio de intermediarios financieros, ya sea bancos o sofomes; los socios de Asofom tenemos acceso a 200,000 pymes de manera inmediata”, comentó Padilla Ezeta, quien añadió que ya está en pláticas con Nafin para que dichos apoyos puedan ser dispersados también por financieras de objeto múltiple.

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el plan es entregar 1 millón de créditos a pymes afectadas y únicamente ha mencionado que la dispersión se haría por tres bancos, sin mencionar algún otro intermediario. Se prevé que la próxima semana, las autoridades anuncien los detalles.

Con dinero para prestar

Padilla Ezeta señaló que ante el entorno que se vive en la actualidad, las sofomes de está asociación cuentan con cerca de 20,000 millones de pesos para prestar en este 2020; cantidad que podría aumentar por las nuevas líneas que se abran por parte de la banca de desarrollo y otras fuentes de fondeo.

“Los 20,000 millones de pesos provienen de los inventarios que teníamos todas las sofomes de Asofom, no es dinero nuevo, es lo que ya traemos dentro de la panza disponibles para colocar”, acotó el presidente de la Asofom.

Según Padilla Ezeta, ante la contingencia no basta con ofrecer programas de reestructuras sino también otorgar más financiamiento.

“Los canales tradicionales están muy abiertos a temas de reestructuras de créditos, pero no están abiertos en el tema de nuevos préstamos y nuevas líneas de financiamiento y (...) necesitan tener acceso al financiamiento y las sofomes estamos en una posición de seguir colocando”.

El directivo reconoció que el riesgo más latente para las sofomes ante la emergencia del Covid-19 es un incremento de morosidad, por lo que se ha recomendado a sus asociados ofrecer planes personalizados para tratar de amortiguar dicho impacto.

“Estamos haciendo muchos programas personalizados porque esto en definitiva es una oportunidad y además, nos ayuda a estar más cerca del cliente. Sabemos que nuestros clientes tienen que pasar este momento de crisis ”, expuso Padilla Ezeta.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx