Los defraudadores nigerianos que basan su actuar en fraudes cibernéticos a nivel mundial, han puesto en la mira al sistema financiero mexicano para poder difuminar el rastro de los recursos que roban en otras partes del mundo, por lo que autoridades de Estados Unidos y México trabajan en colaboración para detectar cualquier operación relacionada con estas estafas y congelar los recursos relacionados con ellas.

En los últimos años, Nigeria se ha distinguido por alojar los centros de operaciones de redes de estafadores financieros y ciberdelincuentes, especialmente de aquellos que utilizan el mecanismo del Business Email Compromise (BEC), que es una estafa por cual se toma posesión ilegalmente de cuentas de correo electrónico de personas o empresas para enviar instrucciones de pago a instituciones financieras u otros socios comerciales y así malversar fondos.

En este contexto, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, ha detectado al menos dos casos donde los recursos obtenidos por estafas BEC realizadas en Estados Unidos e Inglaterra llegaron a instituciones financieras en México, los cuales fueron congelados, se interpusieron dos denuncias al respecto por presuntos delitos de lavado de dinero.

Forma de operar

Según las investigaciones, se detectó, por ejemplo, que la cuenta bancaria de una empresa de México recibió dinero procedente de este tipo de fraude y los recursos fueron retirados o transferidos a cuentas de sujetos de nacionalidad nigeriana radicados en este país.

“Se recibieron transferencias internacionales de países como Inglaterra y Estados Unidos. Estos sujetos presentaron una operatividad incongruente (...) el sujeto concentrador de los recursos enviaba de manera inmediata el dinero a otra empresa o a familiares procedentes de Nigeria”, explicó una fuente gubernamental conocedora del caso.

Recientemente, Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF, develó que existe un convenio especial con autoridades de Estados Unidos para congelar recursos de manera inmediata, sin generar un acuerdo de bloqueo, cuando se detecten operaciones en México que conlleven dinero obtenido por este tipo de estafas, el cual también se pretende enviar a Nigeria.

Salvador Díaz de León, presidente de la Asociación de Prevención de Lavado de Dinero y Delitos Económicos, explicó que en este tipo de fraudes, los delincuentes buscan utilizar al sistema financiero para disfrazar los recursos obtenidos de manera ilícita como fondos lícitos.

“El sistema financiero se utiliza para el término de la colocación de recursos ilícitos, se integran a él y cuando el dinero se estratifica, se hacen ciertas operaciones que permiten difuminar el rastro de dónde empieza la operación y finalmente el dinero se integra (a la economía), es decir ya se puede utilizar, enviar o gastar”, comentó Díaz de León.

Amenaza real

El fraude del BEC es uno de los delitos cibernéticos más rentables a nivel mundial. De acuerdo con datos del Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos, tan sólo en el 2019, este ilícito causó pérdidas a nivel mundial por 1,700 millones de dólares, y del 2016 al 2019, se cuantifican quebrantos por 26,000 millones de dólares.

Hace algunas semanas, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció sanciones contra seis ciudadanos nigerianos acusados de robar más de 6 millones de dólares mediante estafas BEC y en el 2019, el FBI anunció la Operación reWired, que derivó en el arresto de 281 ciberdelincuentes en todo el mundo dedicados a estos fraudes, de los cuales 167 fueron en Nigeria.

Pasos de un fraude BEC:

  • Localizar el objetivo.
  • Suplantar su correo electrónico.
  • Solicitar envío de transferencias a cuentas desconocidas.
  • Transferir los recursos a otras cuentas para difuminar el rastro del dinero.

Fuente: Departamento del Tesoro de EU

fernando.gutierrez@eleconomista.mx