El primer ministro francés, Édouard Philippe, prepara el proyecto final de la reforma al sistema de pensiones, que presentará al Consejo Económico, Social y de Medio Ambiente este miércoles, un día después de una nueva expresión sindical en su contra.

Se trata de una semana crucial, señaló Radio France International, que destaca que este fin de semana los ministerios involucrados (Transportes, Salud, Cuentas Públicas, Economía y la Comisión de retiros) han hecho las últimas revisiones al documento.

Este domingo las consultas incorporaron al presidente Emmanuel Macron, quien ha sido cuestionado por los sindicatos que se oponen a las modificaciones.

La iniciativa del gobierno de Macron pretende unificar los 42 sistemas de especiales vigentes (sistemas con condiciones específicas y a menudo ventajosas, como una edad de jubilación más temprana) para las pensiones que favorecen a diferentes sectores sindicales para crear uno por puntos, en un país en el que la edad de jubilación es de 62 años. La existencia de estos regímenes especiales se justifica, en muchos casos, porque se trataba de profesiones con un desgaste físico o riesgos particulares.

En tanto, este lunes habrá una reunión que presidirán Macron y Philippe, a la cual asistirán los ministros de gobierno y los líderes de la mayoría parlamentaria, frente al hecho de que uno de cada dos franceses simpatiza con el movimiento opositor.

El proyecto de reformas aportará respuestas positivas a quienes el sistema actual trata de manera injusta, como mujeres, agricultores y aquellos con una trayectoria laboral diversificada.