Aunque la fecha límite para que las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) presenten sus solicitudes de autorización ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) es el 31 de diciembre de este año, los permisos tardan en otorgarse, por lo que todo el proceso quedaría concluido, al menos, hasta el 2014.

Manuel Duarte Ramírez, funcionario de la Confederación de Cooperativas de Ahorro y Préstamo de México (Concamex), organismo que aglutina a 242 de las 542 socaps, explicó en entrevista que se trata de expedientes complejos para ser revisados, por lo que es muy probable que se vayan por allá hasta el 2014 para desahogar todas las autorizaciones .

El director general de la Confederación, Ignacio Rico Rey, detalla que a la fecha sólo se han autorizado 63 cooperativas; mientras que 46 tienen calificación A por parte del Comité de Supervisión; 95 se encuentran en B ; 19, en C ; 46, en D , y 40 siguen en proceso de evaluación; en tanto que de 16 no se tiene información y 217 son del nivel básico, es decir, con menos de 2.5 millones de Udis y, por lo tanto, sin necesidad de autorización para operar. Básicamente, las que están en ‘A’ y ‘B’ no tienen problema. Las que tienen un poco de broncas van a ser las que están en ‘C’ y ‘D’, pero se van a buscar mecanismos de solución, unas necesitan fusión, por ejemplo, las ‘D’ a lo mejor con un apoyo de asistencia técnica, con una inyección de recursos, pueden alcanzar la autorización , detalló Duarte Ramírez. Añade que la Concamex apoyará con todo a las socaps agremiadas en sus respectivos procesos de autorización, pero aclaró que no se va a defender lo indefendible. Si hay problemas de fraude o desviación de recursos, ahí no nos vamos a meter .

Manuel Duarte reconoció que la problemática en Oaxaca con algunas socaps continúa, ya que, dice, las autoridades no han querido entrarle al asunto, e incluso comentó que hay varias cooperativas más que podrían quebrar en la entidad.

eduardo.juarez@eleconomista.mx