En un mercado dominado por las financieras de marca y en un año que no ha sido bueno en general para el sector, Santander México anunció este miércoles su incursión en el financiamiento automotriz, donde espera lograr 10% del mercado hacia el 2022 con 100,000 créditos colocados en ese año.

El 2018 ha registrado una caída en el financiamiento automotriz. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), a junio pasado se habían financiado poco más de 467,000 unidades, que representaron una disminución de 8.3% respecto al mismo periodo del 2017. De hecho, junio fue el mes que registró la peor caída del año con 12.9% anual.

Sin embargo, el banco de matriz española ve gran oportunidad en este sector, ya que siete de cada 10 vehículos que se adquieren en México son a través de financiamiento, por lo que ha lanzado Súper Auto Santander, un crédito tradicional para automóviles nuevos y seminuevos, además de motocicletas, a tasas competitivas, acompañado de una plataforma digital que busca ser el diferencial con otras entidades.

De acuerdo con la institución, en una primera etapa participará en el otorgamiento de crédito para la adquisición de autos nuevos, seminuevos y motocicletas a personas físicas. Sin embargo, se considera próximamente el arrendamiento, crédito a personas morales y concesionarios (mejor conocido como plan piso, crédito destinado a financiar el inventario de vehículos nuevos, seminuevos y demos).

El banco detalló que Súper Auto Santander está dirigido a clientes y no clientes para la adquisición de vehículos de cualquier marca automotriz establecida en México y que esta iniciativa forma parte de su plan estratégico para complementar la diversificación de productos de créditos personales para sus clientes.

Para ello, dedicará una estructura especial y ejecutivos sólo para dicho producto y se dispondrá también de una plataforma digital que permitirá al cliente autogestionar su crédito en línea 24/7 hasta llegar a la preaprobación, lo que presenta como uno de sus principales diferenciadores con la oferta actual del mercado.

El nuevo crédito automotriz de Santander se caracteriza por contar con un sistema de cotización y originación de crédito totalmente digital, que funcionará tanto en computadoras personales como en dispositivos móviles. Esto permite eficientar los procesos operativos y acortar los tiempos de respuesta, incluso para obtener preaprobaciones en línea, así como facilitar al cliente la contratación del seguro de daños con seis de las principales aseguradoras en México, todo dentro del mismo proceso”, indicó la institución.

Agregó que, para incursionar en esta iniciativa, se basó en la experiencia exitosa del grupo en otros países a través de Santander Consumer Finance y espera alcanzar 10% de la participación del mercado de la industria del financiamiento en el 2022, con más de 100,000 créditos colocados en ese año, además de posicionarse como uno de los bancos más importantes para formar alianzas de marca en México.

Dominan financieras, pero ganan terreno los bancos

El crédito automotriz en México está dominado por las financieras de marca, pero poco a poco los bancos han ganado terreno. A junio las primeras tenían 69.1% del mercado y los bancos 27.6%, de acuerdo con cifras de la misma AMDA.

Sin embargo, al cierre del primer semestre del 2018, eran precisamente dos bancos los que registraban crecimientos importantes en la colocación de crédito automotriz, cuando el resto mostraba decrecimientos. Banorte, por ejemplo,registraba un aumento 26.6% en su comparación anual y Scotiabank 24.8 por ciento. Aunque BBVA Bancomer tenía una caída de 14.8% en el mismo periodo.