Tras cuatro meses de haber llegado México, la aplicación Samsung Pay suma 200,000 usuarios, pero quiere llegar a más personas, por lo que en los próximos meses sumará a más bancos, además de que reforzará su campaña en los puntos de venta para la aceptación de pagos móviles.

El gerente senior de Servicios de Valor Agregado de la empresa, Francisco Martínez, comentó a Notimex que en los próximos días incorporarán 60 o 90 nuevos emisores a los seis originales, lo que permitirá que más usuarios de sus teléfonos compatibles cuenten con una tarjeta de crédito utilizable en la App.

“Lo que estamos esperando es que el número de 200,000 usuarios siga creciendo de manera importante, pero sobre todo que sea más común que los usuarios empiecen a utilizar su billetera digital y eso de manera indirecta también impacte en el número de dispositivos que vendemos en el mercado” afirmó en entrevista.

De acuerdo con el directivo, si bien con los seis bancos con los que iniciaron tenían entre un 50 y 53% de cobertura, la estrategia de Samsung es cerrar el año con alrededor de 75% de cobertura de los medios de pago.

Asimismo, expuso que, si bien el número de operaciones por cliente es difícil de medir debido a las características de seguridad de la aplicación, el promedio está muy similar al promedio que utiliza un tarjetahabiente plástico, de alrededor de entre tres o cuatro transacciones al mes.

“La idea es que vayan empezando a cambiar los patrones en la forma de cómo el cliente va migrando a la forma que usa su dispositivo y empiece a utilizar una tarjeta digital… estamos cambiando la forma en que el cajero acepta un nuevo medio de pago, ese tema ha sido un reto importante que estamos teniendo”, detalló.

El directivo expuso que en un inicio lanzaron una campaña con alrededor de 70 u 80 socios, que representan casi 50,000 puntos de venta a nivel nacional, desde tiendas de conveniencia, supermercados, tiendas departamentales, estaciones de gasolina, restaurantes, cadenas entretenimiento y cafeterías.

Sin embargo, debido a la rotación de personal u otros factores, los cajeros desconocen esta solución de pago, ya que señalan que no les han cambiado la terminal o piden ver el plástico, por lo que volverán a hacerla.

“Lo vamos a volver a correr, vamos a reducir un poco el número, estamos en esa definición, yo creo que nos vamos a ir sobre 10 o 15 giros, que te van a representar 25,000 o 28,000 puntos de venta, pero que van a reforzar al usuario", agregó.

Luego de dos años de esfuerzos e investigación de mercado, la compañía lanzó en enero pasado su aplicación Samsung Pay, una solución de pagos que permite utilizar su Smartphone como cualquier tarjera de crédito.

La plataforma utiliza tecnología NFC, también conocida como contactless, y MST (Magnetic Secure Transmission), que permite a los dispositivos emitir una señal magnética que emula la acción de deslizar una tarjeta tradicional en el lector de banda magnética de una terminal punto de venta.

Además, los usuarios cuentan con un servicio que protege los datos personales, por lo que a la hora de hacer un pago la App solicita la verificación de datos biométricos, como la huella digital o iris, para autorizar la transacción.

Mientras que, para evitar el robo de información, la app cambia la información de la tarjeta por un código único, donde la surcoreana blinda los datos en su plataforma Knox, además para que sea validada la operación la persona deberá verificar su identidad con la huella digital o iris.

erp