Mexicanos que trabajan en el exterior rompieron un nuevo récord en el envío de remesas en septiembre, de acuerdo con información del Banco de México (Banxico).

en el noveno mes del año se registró la mayor entrada de remesas para un mes similar desde que se tiene registro para sumar 3,080 millones de dólares, esto es un alza de 13.3% anual, aunque muestra una desaceleración desde el flujo observado en agosto.

En el acumulado, las remesas a septiembre suman 26,608 millones de dólares, un nivel sin precedentes para un periodo de enero a septiembre.

De acuerdo con el registro actualizado del Banxico, septiembre fue también el quinto mes consecutivo en el que las remesas se ubicaron por encima de 3,000 millones de dólares.

Desde Nueva York, Alberto Ramos, economista para América Latina en Goldman Sachs (GS), explicó que, al incorporar, el efecto cambiario en las remesas, las 1.8 millones de familias que reciben estos recursos recibieron 13.3% más en términos anuales, esto en moneda nacional.

Es el tercer mes consecutivo que la ganancia en pesos es de doble dígito.

El estratega de GS detalla que “las remesas son un apoyo importante para el consumo privado, particularmente para las familias de bajos recursos que son quienes tienen mayor propensión a consumir y que también suelen ser los principales receptores de estas remesas”.

La información del Banxico evidencia además que cada uno de los hogares que recibe estos recursos captó el mayor giro promedio desde junio del 2018 de 343 dólares.

El sólido flujo de remesas es explicado por la incertidumbre sobre las políticas migratorias de Estados Unidos, la saludable dinámica de los sectores que emplean a trabajadores mexicanos en aquel país y al propio fortalecimiento del dólar en México.

“Mantenemos la idea de que la incertidumbre sobre las políticas migratorias de la administración de Estados Unidos sigue teniendo un efecto positivo en el flujo de remesas, ya que dichas políticas han aumentado la probabilidad de detención y de deportación”, destacaron en un análisis estrategas de Banorte IXE.

El fortalecimiento del flujo de remesas es tal que el presidente de México ha asegurado que se han convertido “en una bendición” y que los originadores de las mismas, los trabajadores mexicanos que principalmente se encuentran en Estados Unidos, se han convertido en “héroes vivientes”.