De los más de 60 millones de mujeres mexicanas, sólo 5 millones (equivalente a 8.3%) cuentan con la protección de un seguro médico que garantice una oportuna y adecuada atención ante algún accidente o enfermedad, revela la Asociación mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

El seguro médico es una herramienta financiera que garantiza a una persona contar con los recursos económicos que le ayuden a hacer frente a los gastos que se generen durante el tratamiento de un accidente o enfermedad y así mantener la estabilidad económica de las familias , dice Dolores Armenta, la directora de Seguros Médicos y Salud de la AMIS.

Las estadísticas de la asociación de aseguradoras también apuntan que, ocho de cada 100 mujeres que tienen una póliza han sufrido algún accidente o enfermedad. Además, el caso más frecuente en el género femenino es el parto único y cesárea, con 11.2%; le siguen las complicaciones del trabajo de parto, con 2.9%; en tercer lugar se tiene registro de la atención de leiomoioma del útero, con 2.4 por ciento.

Es importante mencionar que de los 10 padecimientos con mayor monto medio pagado durante un año, siete están relacionados con el cáncer y en cuanto a frecuencia, el cáncer de mama se presenta en 48% de los casos reportados de esta enfermedad, seguido por el de glándulas endocrinas con 6% de los registros , expuso la directiva.

Los cinco grupos de enfermedades por las que más han pagado las compañías de seguros, en un año, son: mieloma múltiple y tumores malignos de células plasmáticas, con un costo de aproximado de 579,000 pesos; en segundo lugar está la atención a un tumor maligno de los bronquios y del pulmón, de alrededor 436,000 pesos; le sigue el tratamiento de leucemia linfoide, con 429,000 pesos; un tumor maligno de colon, con gastos por 281,000 pesos; y esclerosis múltiple, por 223,000 pesos.

Datos de la AMIS destacan que 16 de cada 10,000 aseguradas presentaron un accidente o enfermedad con un costo superior a 1 millón de pesos. De estos reportes, el padecimiento más común en menores de 10 años son las complicaciones del recién nacido, mientras que en mayores de 10 años la enfermedad que más presenta es cáncer y tumores.