México tiene condiciones macroeconómicas, demográficas y de oportunidades de inversión para seguir atrayendo capitales, gane quien gane la elección presidencial del próximo 1 de julio, afirmó la directora de la nueva Bolsa Institucional de Valores (Biva), María Ariza.

En el marco de su participación en el desayuno trimestral del Instituto de Desarrollo Empresarial Anáhuac (IDEA), dijo que desde la Biva, que iniciará operaciones el próximo 23 de julio, cerrarán filas para apoyar al gobierno, con independencia del partido o candidato que gane la Presidencia.

Precisó en entrevista que en la actualidad hay un “impasse” en materia de inversiones hacia México, debido a la expectativa que hay no solo por el resultado de la elección presidencial, sino también por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el reforma fiscal de Estados Unidos, entre otros temas.

No obstante, Ariza confió en que una vez que pase la elección presidencial, gane quien gane, seguirá el apetito que hay por México entre los inversionistas internacionales, y los flujos de inversión regresarán a los niveles de años anteriores.

A 33 días de los comicios federales en México, consideró que este es un momento muy importante para el país, pues serán de las elecciones más difíciles, ya que las ofertas políticas son proyectos de país muy distintos y con plataformas y compromisos muy diferentes.

“Desde el punto de vista de los inversionistas, todos están muy expectantes de lo que va a suceder, están esperando a ver qué es lo que México quiere y qué es lo que el gobierno va a hacer”, dijo la exdirectora general de la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap).

Señaló que una vez que gane el gobierno que sea, los inversionistas estarán escuchando y esperando a ver lo que realmente va a suceder, para entonces continuar con el proceso normal de inversiones o tomar decisiones en función de ello.

Precisó que los riesgos son normales en cualquier proceso electoral, pues estos son definitorios para el país y para las inversiones, por ello es muy importante tener gobiernos que favorezcan, impulsen y reciban bien a la inversión.

“Definitivamente vamos a tener estos momentos de 'impasse' y esperamos que sea un momento no demasiado largo para que México recupere este espacio que se ha estado frenando, para que regresemos a los niveles de inversión que traíamos en los años anteriores”, comentó Ariza.

Expuso que el capital privado había estado creciendo en 20% anual, pero ahora lo está haciendo a un menor ritmo, lo cual “es normal, no quiero mandar una señal errónea, es normal que estemos viendo esto, estamos en un proceso electoral, estamos a 30 días de la elección”.

Apuntó que gane quien gane las elecciones, México tiene condiciones macroeconómicas interesantes, una demografía atractiva y oportunidades de inversión en todos los sectores. “México debería ser capaz, por estas condiciones, de seguir atrayendo capital, independientemente de los gobiernos; definitivamente ayuda mucho que el gobierno apoye y sea receptor de inversión de todo tipo”, subrayó.

Estimó que hay que cerrar filas para tener un país con las oportunidades que merece, “pienso que los mexicanos, sea cual sea el resultado, vamos a cerrar filas, y vamos a trabajar todos para sacar el país adelante con el presidente y con el partido que sea”.

Señaló que México se merece un buen gobierno, que apoye las inversiones y no las inhiba, que sea promotor e impulse a las diferentes industrias para atraer capitales. “eso es lo que nos merecemos, porque hay gente muy buena en este país”.

Descartó un cambio drástico en materia de inversiones tras la elección presidencial, gane quien gane, y confió en que en el mediano plazo los inversionistas van a seguir viendo a México con el apetito de los últimos años y se retomarán los flujos de inversión hacia el país.

A menos de dos meses que inicie operaciones de Biva, dijo que si bien ello se dará en un momento difícil, la nueva bolsa de valores democratizará las oportunidades de los mercados, pues abrirá las puertas a este tipo de financiamiento a muchas empresas e inversionistas.

Cuestionada sobre la posibilidad de que la nueva administración pueda implementar un impuesto a los capitales en las bolsas de valores, opinó que cualquier tema fiscal siempre es delicado, por lo que hay que tener bien medidos los posibles impactos de una decisión de este tipo.

En el mismo evento del IDEA, instituto de la Universidad Anáhuac, el consultor y analista de temas económicos y financieros, Ramón Lecuona Valenzuela, deseó que el proceso electoral por la Presidencia sea muy “limpio” y ofrezca certidumbre en lugar de incertidumbre.