El Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF) alertó que un menor crecimiento de la economía nacional, podría ocasionar un deterioro relativamente mayor (respecto a otros portafolios) en la calidad de las carteras de consumo.

Tras su sesión de este jueves, el CESF -integrado por diferentes autoridades financieras- destacó que, con base en su informe, el crédito bancario al sector privado siguió creciendo en el 2016 a un ritmo similar al registrado durante el 2015 (de dos dígitos), y que en términos generales registró una disminución en el índice de morosidad.

Sin embargo, precisa, la caída fue más pronunciada para el crédito comercial y de vivienda, que para el de crédito al consumo.

Señala que este último segmento presenta diferencias importantes en sus componentes y es relativamente más sensible al desempeño de la actividad económica. Por lo anterior, un menor crecimiento de la economía nacional podría ocasionar un deterioro relativamente mayor en la calidad de las carteras de consumo .

Pruebas de estrés

En cuanto a las pruebas de estrés, el informe del CESF concluye que si bien el sistema bancario mantendría su solvencia, incluso en un escenario adverso extremo, a nivel individual hay instituciones que podrían enfrentar dificultades para cumplir con los mínimos regulatorios.

Por lo anterior resulta fundamental que dichas instituciones continúen realizando esfuerzos para ampliar su base de capital con el propósito de poder hacer frente a situaciones extremas .

mfh