La cantidad de agentes de seguros que operan en el país se encuentra estancada, situación que limita la penetración del sector asegurador en la población, informó Antonio Pozzi Pardo, presidente de la Confederación Panamericana de Productores de Seguros (Copaprose).

Actualmente, existen 40,000 agentes promotores para atender a más de 57 millones de mexicanos, que son quienes pueden solicitar los servicios de protección.

Antonio Pozzi reconoció que los agentes que operan en el país no pueden con el mercado.

El escaso número de asesores provoca que las aseguradoras busquen nuevos canales de comercialización, como banca seguros y corresponsales bancarios.

En México hay 30,000 promotores definitivos y 10,000 provisionales que sólo le pueden vender a una compañía de seguros, el resto comercializar pólizas de todas las aseguradoras , detalló el representante de la Copaprose.

La venta masiva de seguros a través de instituciones bancarias beneficia al sector porque crea la inquietud de protección en las personas; sin embargo, los colocadores de pólizas deben tener la misma capacitación que los agentes tradicionales para informar y atender al cliente sobre dudas acerca del producto.

Al momento de algún conflicto la gente se queja de las aseguradoras y cuando hay un intermediario éste soluciona las dudas de los clientes , expresó Pozzi Pardo.

De acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, durante el 2011 la venta de pólizas a través de bancos registró un crecimiento importante en la cartera de clientes, pero no en el monto total de la prima.

Lo anterior se explica porque las pólizas comercializadas por los bancos y corresponsales bancarios son productos baratos que no llegan a microseguros, pero tampoco operan como seguros tradicionales, detalló el ejecutivo.

En la actualidad, Santander, HSBC, Banamex y otras instituciones bancarias operan como distribuidores de seguros.

ytorres@eleconomista.com.mx