Uno de los principales cambios que se deben considerar en la reforma de pensiones es la unificación de las cuentas de los trabajadores que han cotizado tanto en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) como en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), indicaron expertos.

“En esta reforma ya se deben unificar las cuentas de los trabajadores. Me tocó ver muchos problemas cuando se quería unificar la cuenta de alguien que cotizó una parte de su vida en el IMSS y otra en el ISSSTE”, expuso Mario Di Costanzo, expresidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros.

Comentó que, durante su estancia en dicho organismo, 80% de las quejas que se recibían por afores correspondía al tema de trámites no atendidos o concluidos, donde había muchos casos de trabajadores que no podían unificar la cuenta de seguridad social del IMSS con la del ISSSTE.

Gerardo López, experto jurídico en pensiones de la Universidad Panamericana, explicó que, cuando una persona trabaja para el sector privado se le crea una cuenta, que es el Número de Seguridad Social (NSS) en el IMSS y, si después trabaja para el sector público, se le registra un nuevo NSS en el ISSSTE, es decir, tiene dos cuentas.

“Es un problema operativo que se debe resolver. Las cuentas de los trabajadores que han trabajado en el IMSS o ISSSTE se deben unificar para que el trabajador no tenga problemas al momento de jubilarse”, sostuvo.

Se debe facilitar trámite

Ambos especialistas coincidieron en que tanto el IMSS como el ISSSTE deberían mejorar los trámites y procesos para que los trabajadores puedan resolver este problema.

Di Costanzo refirió que, si bien los trabajadores presentan las quejas ante las afores, el problema verdadero se encuentra en el IMSS e ISSSTE, pues a veces no trasladaban estas cuentas porque no tenían bien hechos los registros de los trabajadores.

“No existe un padrón confiable para que se pudieran unificar estas cuentas. Lo que podría ayudar es que la gente se preocupara por conseguir sus cuentas y su historial de cotización y así iniciar una campaña ya sea a través del IMSS o ISSSTE para que las personas acudan con sus historiales a unificar estas cuentas”, refirió.

Gerardo López dijo que, si bien el trabajador puede solicitar apoyo a su afore, ésta no tiene la capacidad jurídica para resolver la unificación de cuentas entre el IMSS y el ISSSTE. “Sólo estos organismos lo pueden resolver, porque son ellos los que emiten el NSS, y es ahí donde se detienen los procesos que pueden durar por lo menos 60 días”.

Proceso engorroso para el trabajador

El experto de la Universidad Panamericana detalló que existen tres mecanismos legales para que el trabajador pueda resolver este problema.

Primero, acudir a su afore, la cual deberá iniciar un proceso de revisión ante el IMSS o el ISSSTE. “El problema es que el representante de la afore tiene que ir acompañado del trabajador, pero el trabajador no siempre podrá porque también tiene que trabajar”.

Segundo, el trabajador podría ir a la subdelegación del IMSS o ISSSTE que le corresponda y solicitar la unificación de cuentas. “Ahí se empieza un proceso de investigación para ver si los datos y recursos corresponden al NSS que tiene el trabajador. Deberá acreditar con qué empresas trabajó o quién fue su patrón”.

Tercero, el trabajador también puede acudir ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje a demandar el reconocimiento de semanas cotizadas y la aclaración del número que le corresponda.

“Es el procedimiento más lento, si el primero nos lleva por lo menos 60 días, éste puede ser hasta por tres años y lo tiene que resolver un tribunal. Por eso pedimos que se agilicen estos procesos”, concluyó.

[email protected]