La actividad económica en México, a partir de agosto y durante el segundo semestre de 2012, será más moderada que la observada en la primera mitad del año, tanto en las manufacturas como en los servicios y el comercio, pronosticó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Indicó que en agosto, el Indicador IMEF Manufacturero no presentó cambios respecto a julio pasado, al mantenerse en 53 puntos, lo que ratifica la tendencia de una relativa desaceleración dentro del sector manufacturero y elimina por el momento, el temor de una caída de la actividad económica, aunque la perspectiva es de un crecimiento moderado .

Refirió que la desaceleración mensual que se observó en el sector respondió a la evolución de la demanda originada en Estados Unidos hacia las exportaciones nacionales, mientras que la demanda interna continúa con dinamismo, aunque a menor ritmo.

El Indicador IMEF presentó un aumento en relación al mes anterior en tres de los cinco parámetros que lo conforman, como en el indicador de nuevos pedidos, en el de producción y en el de empleo, los cuales subieron 5.0, 1.1 y 1.2 unidades, respectivamente.

En cuanto al Indicador IMEF No Manufacturero, el cual refleja el comportamiento de los sectores de comercio y de servicios, registró en el octavo mes del año un aumentó de 0.1 puntos en relación a julio pasado, al colocarse en 52.7 puntos.

Por componentes, los subíndices que registraron un crecimiento este mes fueron el de entrega de productos, el de producción y el de empleo, con 1.5, 0.7 y 0.6 unidades, en ese orden, mientras que el de nuevos pedidos disminuyó 1.4 puntos.

De tal forma, el IMEF señaló que los indicadores oportunos de la actividad económica correspondientes al mercado interno, como los servicios y el comercio, sugieren una expansión a un ritmo más lento en los próximos meses.

klm