La Secretaría de Hacienda, a través de Banco de México que es su agente colocador, declaró desierta la subasta primaria los bonos M a 30 años que tenía vencimiento a noviembre de 2047 (M47), a pesar de que sí se presentaron participantes y la demanda casi triplicó el monto subastado.

Información del Banco de México muestra que la demanda de los Bonos M47 programada a realizarse el 23 de febrero, fue de 9,080 millones de pesos, contra una oferta de 3,700 millones de pesos.

La directora de Análisis Económico en Banco Base, Gabriela Siller, explicó que no es común la suspensión de subastas salvo que se presenten episodios de alta volatilidad, como sucedió entre marzo y abril del año pasado, en la parte más álgida del choque por la pandemia.

La diferencia es que en aquel momento, las posturas estaban por encima del mercado y hoy, había demanda con posturas a nivel del mercado, con un promedio de alrededor de 7.05%, resaltó.

Seis horas después de la suspensión de la subasta, la Secretaría de Hacienda explicó que “la decisión extraordinaria se fundamenta en (episodios de volatilidad en el mercado financiero local que ha repercutido en incrementos en las tasas de interés”.

Y subrayó que en la última semana, se registró un aumento de 50 puntos base en la curva de MBonos principalmente en la parte media y larga.

“Mantener el costo de financiamiento del gobierno federal en niveles consistentes con la trayectoria de la deuda es responsabilidad de la Secretaría de Hacienda”.

Siller explicó que el año pasado era lógico que la Secretaria de Hacienda esperara y la declarara desierta hasta que se tranquilizara el mercado, pues al gobierno no le conviene pagar tasas altas. El día de hoy no se presentó esa volatilidad.

Aparte, el economista en jefe para América Latina en Credit Suisse, Alonso Cervera, comentó que tras la suspensión de la subasta esperaban que se reagendara.

Hacienda afirmó que “la decisión extraordinaria de hoy de ninguna manera cambiará la dinámica de colocación de las subastas de valores gubernamentales que se llevan a cabo de forma semanal.

Las posibles razones

El experto de Credit Suisse explicó que “al retirar la liquidez que se iba a colocar en el mercado en la subasta primaria, bien se pudo haber generado un sentimiento de escasez de ese papel, lo que pudo haber gatillado una cobertura de posiciones cortas en el Mercado Secundario”.

Consideró que este movimiento, puede tener por objetivo hacer un short squeeze. Es decir, un posible intento de impedir que inversionistas con posiciones cortas en ese papel se cubrieran a precios favorables en la citada subasta.

La Directora de análisis en Banco Base explica que la subida de las tasas en estos días responden a la percepción de un aumento de inflación en Estados Unidos y al sentimiento de mayor riesgo sobre la economía mexicana.

La experta precisó que estos bonos alcanzaron una tasa mínima el 2 de enero de este año, en 6.57% y el máximo de la tasa en lo que va de 2021, se tocó ayer, y fue de 7.17 por ciento. El año pasado, en pleno choque financiero por la pandemia, Hacienda llegó a colocar papeles a una tasa de 8.70 por ciento.

ymorales@eleconomista.com.mx