Este año, el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste) otorgará 100,500 financiamientos para la adquisición de una vivienda y su remodelación.

Este jueves se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el programa de créditos 2014 del Fovissste, en el que se informa que del total de financiamientos proyectados, 45,000 serán tradicionales, 1,500 se otorgarán con subsidios, 2,000 serán para trabajadores pensionados, 1,500 bajo el esquema conyugal y 5,000 se entregarán por medio del programa Ali2 Plus.

Para los esquemas de remodelación que opera el Fovissste se asignaron 45,500, de éstos, 45,000 se entregarán a través del programa Respalda2M y 500 para el Respalda2.

El documento publicado en el DOF explica que los créditos tradicionales continuarán concentrando los rangos de 2.6 hasta cinco salarios mínimos, donde se encuentra la mayoría de los trabajadores afiliados a este instituto de seguridad social.

Los esquemas Alia2 Plus y Respalda2 preferentemente a los de más de 5 salarios mínimos.

Los subsidios para la adquisición de casas que se operan a través de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) se dirigirán a los derechohabientes con sueldo básico de hasta 2.6 salarios mínimos.

Cabe destacar que se analiza la posibilidad de incrementar el tope de subsidios que actualmente otorga la Conavi, el cual podría pasar de 2.5 a cinco salarios mínimos.

Este 2014 se entregarán 34,150 créditos de forma aleatoria para el esquema tradicional. De manera no aleatoria se otorgarán 3,000 financiamientos, que serán para apoyar el Programa Nacional de Vivienda para Elementos de Seguridad Pública Federal.

Además, se asignarán 7,850 préstamos para cubrir eventualidades, contingencias, rezagos, políticas públicas o para resolver situaciones ajenas a la programación normal del Fondo, según se detalla en el programa anual.

Recientemente, José Reyes Baeza, vocal ejecutivo de Fovissste, informó que están desarrollando un nuevo producto de cofinanciamiento con la banca comercial y con la Sociedad Hipotecaria Federal, el cual permitiría empatar el monto de crédito del Fondo con el de alguna institución bancaria.

ytorres@eleconomista.com.mx