En la actualidad existen 141 sociedades cooperativas autorizadas (socaps) por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) que cuentan con seguro de depósito. Pero el resto de las 660 que operan en el país no cuenta con un fondo porque no están autorizadas por la CNBV.

Para ellas existe un fondo enfocado a la protección, con el fin de que sus ahorradores no estén desprotegidos.

Se trata del Fideicomiso Pago (Fipago) administrado por Nacional Financiera (Nafin), el cual fue creado en el 2000 con el objetivo de proteger a los socios de las socaps no autorizadas que quiebren o que simplemente que no son autorizadas por el órgano regulador para continuar sus operaciones.

En abril del 2014 se modificó la Ley de Fipago, con el fin de apoyar a la mayoría de las socaps que no lograron su autorización o que debían de apegarse a un esquema de salida ordenada del sector, con el fin de no afectar a sus socios.

La CNBV tiene un registro de cerca de 660 socaps, de las cuales 166 quedarían reguladas (acción que está en proceso); 360 son básicas (con activos menores a 2.5 millones de Udis), y éstas no cuentan con ninguna protección. Además, se estima que 137 dejarán de operar. Con las últimas moficicaciones a la Ley de Fipago, estas 137 entidades podrán acceder al fondo.

El comisionado del Fipago, Guillermo Barnes, ha explicado que este fondo ayuda a los socios y entidades de dos formas: mediante el pago a ahorradores que perdieron todos sus recursos por la quiebra de una cooperativa, donde el esquema apoya al ahorrador hasta por 239,900 pesos por cuenta.

La segunda manera de apoyo del Fipago es mediante el proceso de fusión, con el que se busca a una entidad que no tenga problemas de insolvencia para que absorba los pasivos y activos de socaps con problemas de liquidez.

Hasta abril del 2014 (que son las cifras más recientes), el Fipago contaba con 1,650 millones de pesos para apoyar a las socaps que no lograban obtener su autorización por parte de la CNBV y por parte de sus socios.

En octubre, el Fipago ayudó a que Acreimex absorbiera tres socaps que se declararon en quiebra. De acuerdo con la versión de las autoridades, se rescató a cerca de 4,000 socios.