Europa superó a Asia en inversión en empresas financieras tecnológicas e India adelantó a China, donde el aumento de la supervisión regulatoria hizo caer este tipo de inversión 89 por ciento.

Según un informe de CBInsight, consultoría de análisis del mercado tecnológico, la inversión mundial en fintech de las compañías de capital de riesgo (venture capital) alcanzó en el primer trimestre del año 6,300 millones de dólares en 445 operaciones.

El número de operaciones aumentó 4% intertrimestral pero el volumen de fondos cayó 13% según estos datos, que reflejan que el liderazgo en este tipo de inversión sigue concentrado en Estados Unidos, donde se invirtieron 3,300 millones de dólares en 170 operaciones.

Europa batió a Asia en volumen de financiamiento, puesto que captó 1,700 millones de dólares, frente a 803 millones en el cuarto trimestre del 2018, en 102 operaciones (120 en el trimestre anterior).

El aumento de la presión regulatoria en China hizo que la inversión en Asia en su conjunto cayera por primera vez en cinco trimestres, hasta situarse por debajo de los 1,000 millones de dólares, en concreto en 875 millones, con un descenso de 67% sobre el trimestre anterior, en 127 operaciones.

En China, la caída fue de 89% sobre el trimestre anterior, hasta 192 millones de dólares, mientras que la inversión de las compañías de capital riesgo en fintech en la India alcanzó 286 millones de dólares (225 millones en el cuarto trimestre del 2018) en 29 operaciones.

Dentro de Europa, el Reino Unido lidera la clasificación con un volumen de 645 millones de dólares (88% más que en el cuatro trimestre del año pasado), seguido de Alemania, con 588 millones, 248% más.

El estudio refleja también que los inversionistas apuestan en mayor medida por compañías que ya están en fases más desarrolladas y por los llamados “unicornios” (tecnológicas que alcanzan un valor superior a los 1,000 millones de dólares), donde la inversión representa 8% del total (frente a 5% del trimestre anterior).

Al cierre del primer trimestre del 2019, había en el mundo 41 “unicornios”, con un valor conjunto de 154.100 millones de dólares, incluyendo los tres que nacieron entre enero y marzo: N26, una fintech alemana de banca con 2.3 millones de clientes; Chime, una aplicación de banca móvil con base en San Francisco, y Airwallex, una aplicación de pagos australiana.

En abril se han incorporado a esta lista otros tres “unicornios”: Bill.com, una aplicación de gestión de pagos de California; Liquid, una plataforma de intercambio de criptomonedas japonesa, y Lemonade, una aseguradora tecnológica (insurtech) estadounidense.

En el 2018 la inversión en fintech de las compañías de capital riesgo alcanzó 40,300 millones de dólares en 1,829 operaciones, muy por encima de los datos del 2017, cuando los fondos sumaron 18,300 millones de dólares en 1,564 operaciones.