Tijuana, BC. Las empresas o contribuyentes estadounidenses que tienen cuentas bancarias en México están sujetas a pagar multas de 10,000 o más dólares por faltas u omisiones a la Ley sobre el Cumplimiento Fiscal relativa a Cuentas en el Extranjero (FATCA, por sus sigla en inglés), además de la cancelación de sus cuentas.

El gerente del despacho García Barret, Jorge Pacífico García, explicó lo anterior y dijo que otra de las sanciones para el propietario de la cuenta de banco es la pérdida de su Green Card, o incluso también su visa de inversionista.

Es muy frecuente en la región, ver a contribuyentes estadounidenses con cuentas o casas en México; los contribuyentes deben tomar sus debidas precauciones y asesorarse con especialistas en el tema para evitar las sanciones", advirtió.

Detalló que las multas las cuales ya se han comenzado a aplicar generalmente comienzan con montos de 10,000 dólares y éstas pueden incrementar según el tipo de omisión, falta o el tiempo en el que no se ha dado aviso de la existencia de las cuentas bancarias y del dinero que no ha sido sometido a revisión.

En el caso de la pérdida de los documentos, Pacífico García dijo que antes de aplicar esta sanción, los contribuyentes o las empresas primero deben pasar por un precio, similar a un juicio, en el que se analizan los motivos para no haber cumplido con la ley y si hay posibilidad de evitar la cancelación de la Green Card o la visa de inversionista.

Además dijo que a raíz del intercambio de información entre México y Estados Unidos que ambos países pactaron como un nuevo capítulo del FATCA, algunos bancos estadounidenses están cancelando las cuentas a residentes de Baja California.

Las ventajas de la Ley FATCA es que el contribuyente ya empieza a cumplir más y la desventaja es la aplicación de multas por falta de atención o ignorancia, por descuido, ya que las multas son graves , afirmó.

La Ley FATCA entró en vigor en marzo del 2010 y la intención de su aplicación es prevenir que los contribuyentes estadounidenses utilicen cuentas financieras fuera de los Estados Unidos con el fin de evadir impuestos.

estados@eleconomista.mx