En enero, la cartera vigente total de crédito otorgada por la banca comercial creció 5.8% real anual, desde 4.9% registrado al cierre del 2017, debido a una mejoría en todos sus componentes, esto de acuerdo con el informe de Agregados Monetarios y Actividad Financiera del Banco de México.

El instituto central informó que la cartera destinada al consumo presentó un avance de 2.7% en enero, la más importante de los últimos seis meses, donde destacó el financiamiento para bienes de consumo duradero, rubro que presentó un alza de 10.7%, seguido de los créditos personales (6.1%) y las tarjetas de crédito enmarcando su mayor crecimiento en siete meses. (2.2 por ciento).

Este último recobró dinamismo luego de que en diciembre reportara un alza de 0.8% real anual, su peor resultado desde octubre del 2015.

En el transcurso del 2017, la demanda de tarjetas de crédito se vio limitada por el entorno de incertidumbre que derrumbó la confianza de los consumidores y el alza en las tasas de interés por parte del Banco de México.

Desde diciembre del 2015 a la fecha, el banco central ha elevado de 3 a 7.5% la tasa de referencia, misma que determina los costos de las tarjetas de crédito (no así los de nómina y personales, que son contratados a tasa fija).

Por su parte, el alza en más de 6% de los créditos personales representó la mayor expansión para esta cartera de crédito desde mediados del año pasado.

Sólo los créditos de nómina se contrajeron 1.3% al interior de la cartera de crédito al consumo, cifra con la que acumulan ocho meses en terreno negativo.

La demanda de crédito también se incrementó en el sector hipotecario al aumentar 2.5% respecto a enero del 2017, y en el sector empresarial, donde la cartera se expandió 8.6% real, cifra que se compara con 7.8% registrada en diciembre del 2017.

Por otra parte, el financiamiento otorgado por la banca comercial aumentó 3.6% real anual,un repunte con relación al crecimiento de 0.8% de diciembre.

En su interior, destaca el financiamiento al sector privado, que constituye 66.0% del total, con un incremento de 5.0%, y el destinado al sector público federal, que representa 20.7% del financiamiento total otorgado por la banca comercial, que aumentó 2.9 por ciento.

El financiamiento otorgado por la banca de desarrollo subió 1.2% desde 0.2% a tasa anual reportado en diciembre del 2017.

Por otra parte, el Banco de México agregó que en enero, la base monetaria creció 1.6% en términos reales anuales; mientras que el agregado monetario M1 (compuesto por instrumentos altamente líquidos en poder de los sectores residentes tenedores de dinero) se expandió a una tasa real anual de 1.3 por ciento. (Con información de Thamara Martínez)