La situación económica en general y las tasas de interés continúan como las principales limitantes señaladas por las empresas para utilizar nuevos créditos.

Otros motivos que frenan que las empresas pidan créditos, de acuerdo con el Banco de México (Banxico), son: los montos que la banca exige como colateral; condiciones de acceso; tener apoyos públicos; las ventas y rentabilidad de la empresa; así como la disposición de las instituciones financieras a otorgar los préstamos.

El reporte Evolución del Financiamiento a Empresas , elaborado por el banco central, refiere que en el segundo trimestre del 2016, 79.3% de las empresas encuestadas indicó no haber utilizado nuevos créditos bancarios por ésos y otros motivos. Esta cifra fue ligeramente menor a la del trimestre previo, de 80.7 por ciento.

Sin embargo, para la mayoría de estas empresas, las condiciones de acceso y costo al crédito no son una limitante o son una limitante menor para las operaciones de sus negocios.

En contraparte, 20.7% de las empresas encuestadas sí utilizó nuevos créditos en el segundo trimestre del año. Éstas percibieron condiciones más accesibles en términos de los montos y plazos ofrecidos por la banca, pero menos favorables en términos de comisiones y otros gastos asociados a los préstamos y tasas de interés.

De acuerdo con el Banxico, 47% de las empresas tenía un endeudamiento bancario al inicio del segundo trimestre, cifra ligeramente superior a 45.6% registrada en el primer tercio del año.

Aun así, 72.1% de las empresas contestó que prefiere financiarse con sus proveedores (76.6% en el trimestre previo) y 36.8%, con la banca (contra 35.5% anterior).

En lo que toca a otras fuentes de financiamiento, 16.9% reportó haber recurrido a otras empresas del grupo corporativo u oficina matriz; 6.4% de la banca de desarrollo; 6.6% de la banca domiciliada en el extranjero, y 2.1% a través de emisión de deuda.

[email protected]