Aumentar la eficiencia recaudatoria, bajar la evasión y elusión fiscal y combatir la corrupción, son los principales objetivos del Servicio de Administración Tributaria (SAT) durante el presente año.

Ello, con el fin de erradicar las prácticas por las que algunos contribuyentes evitan o disminuyen su pago de impuestos y que cada uno pague los que le correspondan.

De acuerdo con el ABC del SAT, que el órgano desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) comunicó en acatamiento de la ley al Senado de la República se pretende, mediante tres líneas de acción principales, lo siguiente:

Recaudar de manera más eficiente en el marco de la legislación actual; facilitar la relación de los contribuyentes con la administración tributaria; incentivar el cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales y aduaneras de los contribuyentes, a través de herramientas digitales y de la facilitación de trámites; y mejorar la comunicación de manera remota con el contribuyente para que sea clara, oportuna y cercana.

Así como combatir la elusión y evasión fiscal mediante estrategias integrales a lo largo del ciclo tributario que permitan la detección oportuna y el combate de estas prácticas indebidas; implementar la utilización de herramientas tecnológicas que permitan un mejor control en sectores susceptibles de prácticas ilegales; y fortalecer la fiscalización y el control aduanero por medio de modelos de riesgo más asertivos y de inteligencia analítica basada en ciencia de datos.

E integrar el combate a la corrupción con el objetivo de cero impunidad; coordinar esfuerzos con otras dependencias de Seguridad Nacional con el fin de implementar acciones de inteligencia y operativos destinados a la mejora de procesos y a la generación de tácticas anticorrupción; y robustecer los mecanismos de transparencia y participación ciudadana para que los contribuyentes tengan la certeza de que sus contribuciones se están utilizando para los fines que establece la ley.

[email protected]