Aunque Banco del Bajío (BanBajío) —hoy ya uno de los 10 bancos más importantes de México— no está en venta, siempre estará abierto para platicar y encontrar el camino que sea conveniente. Sin embargo, para Carlos de la Cerda, director general de esta institución con sede en Guanajuato, haría más sentido comprar que vender.  / “Estaríamos más inclinados a comprar, nos gustaría mucho más que vender. Sentimos que si a nosotros nos compraran, sería incorporarnos en un banco muy grande y yo creo que ahí se destruiría valor, más que crearlo”, explicó en entrevista con El Economista.

Añadió: “yo creo que donde hay creación de valor para accionistas, empleados y para el mercado, nuestros clientes (definirán) si nos fusionamos con un banco menor o de nuestro tamaño, donde podamos realmente generar sinergias y competitividad mucho mayor que la que tenemos hoy”.

En materia de cartera crediticia y captación, hoy BanBajío ya está en el octavo lugar del sistema. En el 2017 su utilidad creció más de 70% a tasa anual y en el primer trimestre del 2018 lo hizo en más de 40 por ciento.

De la Cerda, con casi 40 años como banquero, precisa que en la historia de BanBajío ha habido diversas adquisiciones como sofoles hipotecarias, empresas de arrendamiento y factoraje, además de la entrada de jugadores internacionales como el español Banco Sabadell —hoy ya fuera— que llegó a tener 20% de la participación y otros fondos internacionales.

“No somos ajenos a eso. Hemos participado, hemos sido invitados a platicar por varios bancos, yo diría de los grandes casi todos, estando en ambos lados de la mesa: siendo nosotros el banco pequeño que, de alguna manera quieren adquirir, o siendo nosotros el banco grande en el caso de otros bancos donde se plantean los beneficios de una fusión”, explicó.

El banquero enfatizó que por varias razones, el banco no está en venta. “Nos sentimos muy cómodos y muy contentos con nuestros resultados y con nuestros potenciales. Sin embargo, hoy y siempre estaremos abiertos a platicar y sí podemos encontrar un camino que realmente sea conveniente y cree valor para la sociedad, para los clientes, para los empleados y para los accionistas”.

REFORZANDO EL NEGOCIO

BanBajío es uno de los bancos, de los llamados medianos, que más ha crecido en los últimos años. A decir de su director general, esta historia de éxito se debe a que hay una excelente coordinación entre los accionistas fundadores del banco, los representantes en el consejo y la administración.

“Es un banco que, desde que se fundó, lo hizo con una mística 100% profesional. En este banco no trabaja ningún familiar, ningún hijo, sobrino de los accionistas. Es un banco que está conformado básicamente por personal profesional de la banca desde su fundación”, abundó.

Hoy, BanBajío tiene presencia en 28 estados de la República, en las 78 ciudades más importantes y con 301 sucursales. Además, en junio del 2017 entró a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) con buenos resultados en menos de un año, pues el costo de la acción se ha incrementado en 34 por ciento.

“Nuestros planes estratégicos consisten en seguir reforzando; por un lado, las zonas en donde nos sentimos fuertes: del ombligo de México hacia arriba, porque es la zona de más crecimiento económico, pero también es la zona donde nuestro modelo de negocios sentimos que es más aceptado por el mercado y estamos también reforzando aquellos nichos en donde desde hace varios años hemos ido adquiriendo experiencia y eficacia como agronegocios, pymes, las actividades de comercio exterior, para continuar con el modelo de negocio que nos ha dado un buen resultado. Ahí es donde estamos y ahí es a donde vamos”, puntualizó.

NO HA HABIDO LA RALENTIZACIÓN ESPERADA

Carlos de la Cerda menciona, por otra parte, que pese a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la elección presidencial, no ha habido la ralentización de la economía ni de la actividad crediticia que se esperaba; ni tampoco se ha deteriorado la calidad de los activos del banco.

“Para mi sorpresa, no hemos visto la ralentización que esperábamos en el mercado. De hecho hemos visto una demanda de crédito bastante sana en términos generales. Tampoco hemos visto un deterioro de los indicadores de morosidad que son típicos en el caso de una economía que se está desacelerando y que esté generando algún tipo de problemas. No hemos visto nada de eso”, destacó.

Agregó: “lo que nosotros tenemos que hacer, con independencia de lo que suceda, es seguir muy concentrados en atender a empresas y negocios que están sanos, que tienen buenos proyectos, que se ven sólidos. yo estoy seguro que pase lo que pase, tendremos resultados adecuados”.

Costos en informática y ciberseguridad consolidarán el sistema bancario

Para el director general de Banco del Bajío (BanBajío), Carlos de la Cerda, los costos al alza que ha tenido el sistema bancario, tanto regulatorios, que son cada vez más altos, como los informáticos y de ciberseguridad, van a generar una ola de fusiones y un proceso de consolidación importante en los siguientes cinco o seis años.

En entrevista, el banquero destaca que no ve que los bancos pequeños puedan mantener el ritmo de inversión que se requiere, tanto en tecnología como en ciberseguridad, además de que es algo constante y evolutivo.

“Es muy dinámico. Todo el tiempo está cambiando, el ritmo de inversión es muy fuerte y va a crecer; yo creo que va a ser uno de los factores que van a incidir en generar un proceso de consolidación en la banca y en el mundo”, señala.

Esta argumentación surge tras las “incidencias” que, desde hace más de una semana, han afectado las transferencias electrónicas conectadas al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) de algunos bancos, incluido BanBajío.

Al respecto, De la Cerda refiere que la afectación fue básicamente en la lentitud de los procesos, mas no así en pérdidas para los clientes ni para la institución. “Ha habido un mal funcionamiento de uno de los componentes del sistema que adquirimos varios bancos y ese mal funcionamiento se está corrigiendo”.

El directivo confía en que sea en el transcurso de esta semana cuando quede normalizado y se esté operando otra vez con plena funcionalidad el SPEI.

En el caso de BanBajío asegura que, gracias a las aportaciones que han dejado los inversionistas mundiales, como el caso del gobierno corporativo, este banco tiene expertos en cada una de sus áreas clave.

“Tenemos un experto en riesgo, en crédito, en sistemas, en TI y un experto en seguridad informática (...) entonces tenemos un área de seguridad en informática sumamente robusta; tenemos un comité de seguridad en informática, donde estamos viendo que nuestras prácticas, procesos y herramientas, están a primer nivel”, señala.

FINTECH, AMENAZA Y OPORTUNIDAD

En cuanto al tema de las fintech, el director de BanBajío considera que se trata de empresas muy interesantes, mismas que representan una amenaza, pero al mismo tiempo una oportunidad para los bancos.

“El riesgo para la banca es que no incorporemos esta nueva tecnología y esa nueva creatividad en nuestras actividades para seguir siendo un jugador importante (...) la oportunidad es incorporar eso, incluso, asociarnos con fintech exitosas para sacar lo mejor de los dos mundos y hacer, en beneficio del público, instituciones mucho más ágiles y creativas”, enfatiza.

En el caso de este banco, menciona que está haciendo fuertes inversiones en tecnología y se platica con algunas fintech, aunque hoy no hay nada concreto.