La Asociación Mexicana de Afores (Amafore) informó que Carlos Noriega Curtis dejará de ser el presidente ejecutivo del organismo, cargo que ocupó durante cinco años, posiblemente formará parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) del nuevo gobierno en el área de pensiones y seguridad social.

“Las afores agremiadas agradecen al Dr. Noriega su valiosa contribución al frente de esta Asociación, y le desean el mayor de los éxitos en sus nuevas responsabilidades”, refiere en un comunicado.

La Amafore se encuentra en un proceso de análisis para elegir al candidato o candidata para ocupar su presidencia ejecutiva.

Durante su estancia como representante de Amafore, Noriega Curtis fue crítico e insistió en la urgencia de hacer una reforma integral al sistema de pensiones, especialmente que se incrementaran las aportaciones del 6.5%, pues es una contribución insuficiente para lograr una pensión digna.

"De cada ocho pesos que se aportan a la cuenta de retiro, el trabajador aporta con un peso, el gobierno con medio peso y el empleador seis pesos (…) Una reforma al sistema de pensiones es urgente para un país que envejece; no es sencilla, es compleja, pero necesaria e indispensable”, dijo en su momento.

Él organizó y encabezó la Primera Convención Nacional de Afores en 2016 para detallar propuestas sobre cómo puede mejorarse el sistema de pensiones y reforzar el sistema de cuentas individuales.

El expresidente de Amafore también entregó una propuesta de reforma al equipo de transición del gobierno de Andrés Manuel López Obrador en la que proponía abarcar temas como la pensión no contributiva, la pensión universal y el programa de 65 y más.

“Sí vemos interés en el nuevo gobierno en fortalecer el sistema de pensiones, el propio presidente electo ha hablado de mejorar el esquema de la pensión contributiva y también de aumentar el ahorro que se necesita para mejorar las pensiones y que sea un sistema eficiente y equitativo”, dijo durante su participación en la Feria de las Afores 2018.

A su parecer, una reforma en pensiones no debe seguir presionando más a las finanzas públicas del país.

“El pago de pensiones no es un gasto al que se pueda renunciar, ya que refleja la esencia y responsabilidad del Estado. Las futuras autoridades de Hacienda tendrán que ver cómo se deberá cubrir sin afectar las finanzas públicas”, destacó.

Consideró como un buen paso que el siguiente gobierno sí busque reformar el sistema pensionario, especialmente en subir la edad de retiro a beneficiarios de programas sociales de 65 a 68 años de edad.

Noriega Curtis es maestro y doctor en Economía, con especialidad en macroeconomía, por la Universidad de Rochester, Nueva York. Ha trabajado en diversas ocasiones en el sector público; fue director general de planeación hacendaria en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. En el Banco de México fue director de investigación económica y en el Infonavit fue director general adjunto.