La Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) recomendó a las instituciones de seguros y fianzas el suspender el pago a sus accionistas de dividendos, esto como un mecanismo para mantener recursos y atender cualquier situación ante la pandemia del Covid-19.

“La pandemia generada por el virus denominado COVID-19 y las medidas sanitarias que se están tomando para evitar su propagación pudieran generar un impacto negativo en diversas ramas de la economía, incluyendo al sector asegurador y afianzador. La CNSF ha recomendado, como en otros países, adoptar medidas tendientes a preservar la solvencia y el capital de las empresas ante la situación extraordinaria causada con motivo de la contingencia generada por el COVID-19”, apuntó.

Remarcó la importancia de que estos sectores conserven su capital y así puedan absorber las pérdidas que puedan generarse por la pandemia y así apoyar a la economía mexicana.

Por ello, la CNSF exhortó a abstenerse a acordar el pago a sus accionistas de dividendos, así como cualquier otro mecanismo o acto que implique una transferencia de beneficios patrimoniales a accionistas.

Asimismo, recomendó no llevar a cabo recompras de acciones o cualquier otro mecanismo tendiente a recompensar a los accionistas.

“Cualquier institución de seguros, así como de fianzas, o grupo financiero al que pertenezca que pretenda no seguir esta recomendación deberá dar aviso por escrito a esta Comisión, dentro de los próximos 10 días hábiles, suscrito por su director general, explicando las razones por las cuales determina no atender la presente recomendación. Dicha decisión y sus razones serán hechas del conocimiento público”, informó.

En días pasados, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) aseguró que es un sector con solidez y fortaleza financiera, el cual cuenta con 3 veces más el capital que se requiere por ley, por lo que garantizó el pleno cumplimiento de sus obligaciones con los usuarios. 

[email protected]

abr