El órgano antimonopolio de Brasil aprobó el miércoles la compra de una participación no controladora de la firma de servicios financieros XP Investimentos SA por parte de Itaú Unibanco Holding SA, el banco más grande del país, sin exigir la venta de activos adicionales.

Cinco de siete miembros del directorio del Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade) votaron a favor de la transacción, en que Itaú tendrá una participación de 74.9% en XP y de 49.9% en su capital con derecho a voto al 2022, por 5,700 millones de reales (1,800 millones de dólares).

La transacción, que está sujeta a la aprobación del Banco Central, daría mayor peso a Itaú en el creciente mercado de servicios financieros para clientes minoristas, donde nuevos actores amenazan la posición dominante de los grandes bancos.

Los bancos brasileños han permitido típicamente a los clientes invertir sólo en productos administrados por ellos mismos. En contraste, XP otorga acceso a varios administradores independientes y cobra comisiones más bajas.

En virtud de los términos del acuerdo, Itaú podría tomar una participación controladora en el capital con derecho a voto de XP tan pronto como en el 2024, lo que requeriría de otra aprobación del regulador.

XP controló entre 40 y 50% de los volúmenes de transacciones entre plataformas abiertas de inversiones el año pasado, según estimaciones del Cade.

A las 1737 GMT, las acciones de Itaú perdían 1.93%, más que el retroceso del 1.22% de un índice que sigue a los títulos financieros que cotizan en la Bolsa de Valores de São Paulo.

abr