Banorte ha implementado ya la verificación biométrica de identidad de sus clientes en sus más de 1,100 sucursales que tiene en el país.

De esta manera, cuando los clientes soliciten una apertura de cuenta; créditos de consumo; contratación o cancelación de banca digital; solicitud, reposición o entrega de tarjeta de crédito o débito; asignación de clave de atención telefónica o modificación de datos generales, como son cambio de domicilio y correo electrónico, se le pedirá, además de una identificación oficial, un escaneo de su huella dactilar.

Una vez que se tengan estos datos, se enviarán al Instituto Nacional Electoral (INE) para cotejar su validez. Con base en ello, se determinará si la operación es o no exitosa.

De acuerdo con reglas recientes emitidas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), a fin de reducir los índices de robo de identidad para cometer fraudes financieros, los bancos deberán pedir la huella dactilar de sus clientes para nuevas operaciones en sucursal. Aunque en un inicio se tenía previsto que esto fuera obligatorio desde finales del 2017, se dio una prórroga a aquellas instituciones que trabajan en la elaboración de una base de datos biométricos única.

“Desde cualquier sucursal del país, la verificación biométrica permite corroborar en línea la identidad de los clientes, comparando su huella dactilar y los datos de su credencial para votar contra las bases de datos del Instituto Nacional Electoral (INE). Este proceso facilita y agiliza los servicios al cliente, protege su identidad y previene la afectación a sus recursos”, señaló el banco.

Precisó que en caso de que el cliente no tenga credencial del INE-IFE o tenga un impedimento físico para la toma de su huella dactilar, deberá presentar dos identificaciones oficiales vigentes, como pueden ser el pasaporte y la cédula profesional.

De presentarse algún caso de irregularidad en los datos de la credencial para votar, el cliente deberá acudir al INE para aclarar su situación.

Otras innovaciones que Banorte ha instrumentado en materia de seguridad son: permitir a pensionados acceder a sus fondos mediante reconocimiento de voz; instrumentación del token físico, token celular, reconocimiento facial y huella dactilar en la aplicación de Banorte Móvil.

Marcos Ramírez Miguel, director general de Grupo Financiero Banorte, comentó que esta innovación mejorará la experiencia de los clientes e incrementará la seguridad de las operaciones, contribuyendo así al fortalecimiento del sistema financiero desde las sucursales.