A la par que el Banco de México (Banxico) empezó a mover en el 2019 su tasa de interés de referencia para ubicarla hoy en 7.50 desde 8.25% de inicios del año, algunos bancos comerciales han iniciado lo que parece una nueva ola de rebajas por el mercado de créditos hipotecarios.

En los primeros días de noviembre, Santander anunció que movía su tasa para créditos de vivienda colocándola desde 7.99%, la cual calificó como “la más baja en la historia”, y rompiendo la barrera de 8.0 por ciento. Eso sí, para que el cliente pueda acceder a esta tasa tiene cumplir ciertos requisitos como tener una cuenta de nómina o depósitos, tarjeta de crédito y un seguro con este banco.

Con esta estrategia, Santander busca colocar 20,000 hipotecas desde su anuncio y hasta el cierre del 2020.

“Estamos tomando la iniciativa de bajar la tasa de nuestra Hipoteca Plus, a un nivel desde 7.99% que es histórico, porque queremos consolidar nuestro liderazgo en este producto con una oferta rompedora”, señaló en su momento Antonio Artigues, director ejecutivo de banca de particulares de Santander México.

Un mes después, Banorte anunció que movía a la baja su tasa hipotecaria, a partir de 8.00 por ciento.

“A diferencia de las ofertas ya existentes en el mercado hipotecario mexicano, Banorte ofrece estas tasas sin condicionarlas a la contratación y uso de otros productos como portabilidad de nómina, tarjetas o seguros, ya que la relación de los clientes con el banco debe ser decisión de ellos, y no una imposición”, indicó el banco a inicios de la semana pasada.

El viernes pasado el director de otro banco con fuerte presencia en temas hipotecarios, como es Scotiabank, comentó que hoy no hay forma de subir las tasas en este producto, dadas las condiciones del mercado.

Pese a que en años anteriores la tasa de referencia del Banxico se ubicó por arriba de 8%, los bancos no incrementaron de forma importante la tasa hipotecaria, y hoy, de acuerdo con información de los bancos, está en promedio en 10.40 por ciento.

Es por competencia; hay margen para más

De acuerdo con Héctor Grisi Checa, presidente ejecutivo y director general de Santander México, es la fuerte competencia que hay en la banca lo que obliga a las instituciones a bajar las tasas a estos niveles, a fin de ganar volumen.

“Mientras tú puedas tener la infraestructura para hacer las hipotecas rentables a ese precio, a los bancos no vas a verlos competir en ese nivel, la verdad es que nunca habíamos tenido esta tasa en el mercado, y la respuesta de los clientes ha sido muy buena, yo creo que es exactamente lo que necesita el país”, comentó la semana pasada.

Se cuestionó: “¿Qué es lo que empuja a tener una hipoteca? La seguridad de que la tasa no te la vamos a mover por 15 años, y que tengamos una tasa competitiva, que te sientas tranquilo, que la puedas pagar (...) yo creo que una hipoteca de 7.99% da la oportunidad a mucha gente de hacerse de una casa en lugar de pagar renta”.

[email protected]