La empresa LGEC, Sistemas, Integración y Enlace, que provee herramientas para el acceso a servicios financieros ofrecidos por el Banco de México (Banxico) e Indeval al sistema de conexión con el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), proporciona “sólo un pedazo” de los aplicativos que se requieren para establecer la comunicación, o “enchufe” entre los participantes con el Banco de México. De acuerdo con Fernando Gutiérrez, director general de LGEC, la empresa proveedora del software de Banorte desde hace 14 años, “el fallo reportado no necesariamente proviene de este software o programa”.

Entrevistado por El Economista, explica que es el cliente quien, al adquirir la licencia, recibe el software y lo instala directamente en la infraestructura del participante o institución financiera. “Es responsabilidad de cada una de las instituciones financieras su actualización —del software—, instalación y cumplimiento con la regulación, detalladas en las circulares 13/2017 y 14/2017, emitidas por el Banco de México”, acota.

Explica que, si algunos de sus clientes presentan algún problema que sea responsabilidad del software, “se levanta un ticket”, es decir, se genera un reporte de soporte técnico y le asignan un consultor especializado en el problema reportado. LGEC analiza de manera remota la información que es proporcionada por sus clientes (ya que no tienen acceso a su infraestructura) y les definen los caminos o procedimientos que deben implementar para subsanar el problema.

Dice, entonces, que sus clientes aplican los procedimientos o programación sugerida en sus ambientes y los acompañan hasta la resolución del mismo. “Si este reporte o incidencia nos ofrece la identificación de alguna mejora tecnológica sobre el aplicativo, se genera una nueva versión más robusta, se prueba, se libera y se informa a todos nuestros clientes, quienes la instalarán a su infraestructura cuando lo requieran y lo liberarían a producción una vez que cumplen sus políticas de seguridad y pruebas, sin necesidad de informar a LGEC de este procedimiento”, explica.

Sin evidencias

—¿Usted asegura que la incidencia que mantiene al SPEI lento y con intermitencia no viene de su software?

—No tengo claridad sobre si el supuesto incidente en cuestión se generó dentro de nuestra aplicación o si fue por algún elemento de los que conforman la serie de proveedores que intervenimos en el proceso o alguna incidencia proveniente dentro de los participantes mencionados.

Nuestra aplicación vive en un ambiente (infraestructura) cerrado y aislado, conforme a la normativa del Banco de México. Por lo que no está en la nube, ni debería tener canales abiertos o compartidos con otra infraestructura del participante.

—¿Cómo funciona su aplicativo o software en el proceso de conexión al SPEI?

En el proceso de conexión entre las instituciones financieras y el Banco de México, interviene una gran cantidad de proveedores externos, donde nuestro software es sólo una de las piezas (...) Nuestro software es como el disco de Word o de Excel que tú instalabas físicamente hace muchos años en tu ordenador. El cliente se lo lleva y lo instala donde él decide. Puede ser en un data center o en el búnker del piso 14, etcétera. Nadie, ni siquiera LGEC tiene conocimiento de su ubicación física o tecnológica.

Muchos proveedores en conexión

El director de LGEC precisa que en el proceso de “enchufe” o conexión al SPEI, intervienen muchos más proveedores tecnológicos de software y hardware: el mismo Internet o el servidor de aplicaciones del cliente, que puede ser un Jboss, Websphere, Weblogic. Otra tendría que ser la infraestructura (servidores) del mismo cliente que puede ser Sun, IBM u otras telecomunicaciones.

Luego, está el sistema operativo por el que corre, que puede ser Windows o Linux. Después tendría que ser su canal de comunicación hacia el Banco de México que puede ser Amazon, Cisco o Check Point.

—¿Ustedes son los únicos proveedores del software para la conexión con el SPEI?

—No somos los únicos. Puedo decirle que sólo somos cuatro o cinco autorizados por el Banco de México que contamos con la experiencia para otorgarlo y, en nuestro caso, que los mismos funcionarios del Banxico nos han venido revisando de conformidad con la normativa aplicable cuando acompañamos a nuestros clientes participantes en las visitas de inspección conforme a la circular 13/2017 del Banco de México.

—¿Quiénes son los otros proveedores del software?

—Eso lo tendrán que investigar ustedes. Pero de que hay otros proveedores de enlace, eso seguro.

El directivo aclara que a 10 días de que el sistema de conexión SPEI presenta “incidencias” e intermitencia en su operación con algunas instituciones financieras, LGEC no ha recibido llamada alguna de sus clientes para revisión o consulta de su software, diferente a las que reciben diariamente como parte de la consultoría que forma parte de su servicio.

[email protected]