A casi un año de funciones de la presente administración, la fusión entre Nacional Financiera (Nafin) y el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) avanza, al menos en la parte administrativa, informó su titular Eugenio Nájera.

En conferencia de prensa en el marco de la reunión de consejeros consultivos de la institución, el funcionario recordó que fue una instrucción de la Presidencia de la República para disminuir gastos.

En este sentido, señaló que en la parte operativa ya se ha avanzado en este tema, pues incluso ya hay directores generales adjuntos trabajando sólo en una institución. La idea es que Bancomext quede fusionado en su totalidad con Nafin. El primero se centra en la atención de empresas exportadoras, y el segundo en empresas en general. Ambas tienen más de 80 años de existencia.

Nájera dijo que, con lo que se lleva hasta ahora, se han generado ahorros mensuales por 2.5 millones de pesos, pero al mismo tiempo comentó que donde se ha complicado un poco es en el tema de los sistemas, dado que algunos de éstos tienen una antigüedad de más de 30 años.

El pendiente ahora, es la fusión desde la parte legal, destacó.

No ha habido bajas masivas

En cuanto a la ley que prohíbe que los funcionarios públicos puedan colocarse después en la Iniciativa Privada sino hasta pasados 10 años de haber salido del gobierno, Nájera comentó que hasta ahora no ha habido más que un par de bajas por ese motivo.

En la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ya se han dado varias salidas de directivos por esta situación.

Al respecto, el director de Nafin comentó que no se tienen noticias de salida de altos o medios mandos por dicha ley, y que las salidas que hubo a inicios de la administración fueron más por el tema de la austeridad y los ajustes de tabuladores y reducción de prestaciones.

Sin embargo, ello ya se resolvió e incluso los cargos que quedaron vacantes se cubrieron por personal, en su mayoría, interno.