Las amenazas cibernéticas detectadas recientemente en México son muy avanzadas, ya que requieren de un análisis más profundo que lo habitual, señaló Derek Manky, estratega global de Seguridad de Fortinet.

Expuso que por día detienen 4.4 millones de ataques en el mundo y México es el país de América Latina con el mayor tráfico malicioso. En conferencia,detalló que México tiene cuatro veces más que el promedio mundial del malware para celulares.

“Las amenazas que estamos recibiendo en México son tan complejas que requiere un tipo de análisis mucho más profundo. De toda Latinoamérica tiene 28% de todas las amenazas avanzadas”, reiteró.

Derek Manky destacó que la vulnerabilidad que aprovechó WannaCry el año pasado para atacar a los dispositivos sigue vigente, y esto porque no hay un buen manejo de parches como país y la amenaza está latente.

Y es que México es atractivo para el cibercrimen por el número de habitantes que tiene, así como una infraestructura tecnológica bastante avanzada comparada con otros países de la región, destacó.

De acuerdo con los registros que se tienen, la mayor parte de los ataques viene del interior del país; sin embargo, esto no quiere decir que quienes lo hagan estén en México, explicó.

“Atribuirle el ataque a alguien es complicado, para ello se requiere de una investigación profunda para tener el conocimiento y buscar la manera de dar con el actor”, señaló.

Ante este escenario, dijo que muchas empresas son vulnerables y esto se debe a que no conocen los riesgos que corren, por lo que consideró necesario invertir en seguridad.