El Internet de las Cosas (IoT, por su sigla en inglés) permitirá en el corto plazo a las aseguradoras lograr los objetivos deseados por mucho tiempo, tales como conseguir la personalización del producto de seguros pero a gran escala, destacó Juan Mazzini, analista sénior de la práctica de seguros de Celent, firma de investigación y consultoría.

El vocero de la consultora, dedicada a ayudar a las instituciones financieras, elaboró una serie de reportes vinculados a Internet de las Cosas en los seguros, en los que analizó qué es lo que los proveedores de esos sistemas están haciendo a nivel mundial para los seguros generales, de automóviles, de vida y de salud.

Informó que su análisis arrojó que el Internet de las Cosas ya no es más una predicción de futuro sino una realidad en el sector asegurador, por lo que no solamente tiene el potencial de cumplir con la personalización del producto de seguros a gran escala, sino también de pasar de tener un foco exclusivamente en la indemnización hacia un producto orientado a la prevención, y ser una fuente real de innovación en términos de servicio y modelos de negocio.

Si bien las oportunidades que brinda el Internet de las cosas para los seguros son ilimitadas, lo que los reguladores y los consumidores terminen considerando como un nivel aceptable de intrusión sin duda definirá el arte de posible en cuanto a la adopción del IoT en este sector , comentó Juan Mazzini.

La consultora afirmó que como consecuencia de que las aseguradoras, así como las InsurTech, están comenzando a apostar por el IoT, mediante experimentación y lanzamiento de nuevos productos y modelos de aseguramiento, los proveedores de sistemas están involucrados profundamente con este tema y han priorizado su esfuerzo en la línea de negocios de seguros de automóviles.

De acuerdo con cifras de la consultora, 59% de las empresas de seguros a nivel mundial ha desarrollado un seguro de auto basado en el big data, para incluirlo en su oferta actual de productos o bien, está desarrollando prototipos.

Por otro lado, el área de siniestros es donde los proveedores creen que se encuentra su valor principal, aunque reconocen también el valor aportado a desarrollo/administración de producto y servicio a pólizas.

Aseguradoras deben contar con un buen big data

En repetidas ocasiones especialistas en el sector asegurador han afirmado que el Internet de las Cosas no sólo dará a los asegurados pólizas más personalizables y mejores costos, sino que también permitirá a las aseguradoras poseer un sinfín de información sobre sus clientes.

En este sentido, Vanilda Grando, directora de Negocios de Kodak Alaris para América Latina, afirmó que un software analítico sin duda puede revolucionar la industria de seguros y ayudarle a calibrar el riesgo para nuevos clientes y monitorear el comportamiento de los mismos para identificar oportunidades de crecimiento, pero necesita ir paso a paso. Detalló que el primero es capturar la información, para después procesarlos en información valiosa para la aseguradora.

Afirmó que cualquier falla dejará sin buenos resultados la tecnología que la empresa desee aplicar, pues los datos por sí solos son inútiles, a menos que sepa cómo usarlos .

Por lo anterior refirió la importancia de que las compañías del sector también cuenten con inteligencia artificial, pues ésta les permitirá convertir sus datos estructurados de bases de datos en información útil, que puede ayudar a su empresa a tomar las decisiones correctas.

Acumular datos permite descubrir patrones y nuevas ideas, las cuales se pueden convertir en decisiones de negocios y por lo tanto en una ventaja competitiva crítica. Una estrategia de administración de la información bien estructurada y accesible puede mejorar los tiempos de respuesta y la transparencia. Eso se refleja en un mejor servicio y retención del clientes , aseguró.

Según el Reporte Mundial de Seguros 2015 de Capgemini y Efma, menos de 30% de los clientes de las aseguradoras reporta tener buenas experiencias en sus redes sociales o plataformas móviles.