Para extender su cobertura y, a su vez, incrementar su participación en la economía mexicana, las aseguradoras deben diversificar su oferta de productos hacia los clientes.

De acuerdo con Jason Sahota, CEO de Charles Taylor InsureTech, las aseguradoras deben ofrecer productos que puedan acompañar al usuario desde su juventud hasta la edad adulta para de esta manera poder llegar a más clientes.

En este sentido, refirió que no le pueden ofrecer a un recién egresado de la universidad el mismo seguro que a alguien que ya cuenta con un trabajo y una familia, ya que es poco probable que quiera realizar un gasto así, a diferencia de si le ofrecen un seguro para celular.

“Es un factor que explica la baja penetración, pero tampoco es el único, ya que también tiene que ver la educación financiera. Necesitas productos tal vez un poco más pequeños y baratos para los jóvenes, que vayan acorde a sus necesidades”, precisó.

De acuerdo con Mario Vela, CEO de GNP Seguros, uno de los factores por los cuales hay baja penetración de seguros es porque México es un país muy joven, por lo cual coincidió con Jason Sahota en que las aseguradoras deben tener una oferta atractiva en productos enfocados hacia los jóvenes.

“Si no logramos que la población asegurada se vuelva más joven, vamos a entrar a una espiral negativa en donde tendremos que buscar maneras de asegurar a la gente más joven, con productos más accesibles”, aseveró el directivo.

Agregó que, en México, 66% de la población tiene menos de 40 años, de la cual menos de la mitad tiene 20 años, mientras que, en Estados Unidos, la edad promedio es de 40 años, lo cual los hace más propensos a comprar un seguro.

“Nos va a tomar 50 años llegar a una edad promedio como la de Estados Unidos. Allá tienen una mayor necesidad de seguro justo por la edad, ya que ellos sí tienen algo que asegurar, como negocios, hijos, coches, casas, etcétera”, refirió.

Actualmente, en México la penetración del seguro es de 2.2% del Producto Interno Bruto, mientras que en Estados Unidos es de 11.3%, de acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

No se deben olvidar los canales tradicionales

El CEO de Charles Taylor InsureTech acotó que, si bien es importante que las compañías aseguradoras distribuyan sus productos a través de nuevos canales, como el digital, éstos no deben sustituir por completo a los tradicionales.

“No porque seas generación millennial significa que vayas a adquirir un seguro únicamente a través de tu celular, ya que son productos complejos que despiertan muchas dudas, por lo cual es posible que prefieran tratar con alguien personalmente o por teléfono. Debemos tener muchos canales y diferentes maneras de interacción con el cliente”, aseveró Jason Sahota.

Agregó que tener diferentes canales, sin dejar atrás los tradicionales, ayudará a que las personas puedan acercarse a las industrias aseguradoras de la manera en que mejor les acomode, lo que incluso ayudará a que el sector tenga una mejor penetración. Por su parte, Juan Carlos Montero, director de Insurance Everik, acotó que la transformación en el sector no debe ser sólo digital, sino en todos los sentidos, en donde incluso destacó que se debe acercar el seguro al cliente con un lenguaje más sencillo.

“La naturaleza de una transformación es cambiar el paradigma, cambiar la forma en la que pensamos, en la que vemos a los clientes, en la que vemos cómo el cliente tiene necesidades”, dijo.

ana.martinez@eleconomista.mx